“Seguimos esperando unas pruebas con Suministro desde Superficie que nunca llegan”

383
Germán Silvestre, buzo profesional y delegado de prevención en Bersolaz (Grupo Culmarex)

 

La Seguridad en el Convenio de Acuicultura Marina Nacional

SubaQuatica Magazine ha venido recogiendo desde hace varios meses la disconformidad de buena parte del sector de la Acuicultura con la firma del V Convenio Colectivo de Acuicultura Marina Nacional. Uno de los temas más controvertidos en todo este proceso ha sido el de la seguridad, que se ha quedado nuevamente sin tratar en profundidad, como demandaban muchos profesionales del ramo.

A este respecto, hubo empresas que se comprometieron a realizar pruebas con equipos de Suministros desde Superficie (SDS) en sus explotaciones acuícolas, con objeto de valorar sus ventajas e inconvenientes y, en definitiva, determinar su viabilidad dentro de la actividad.

Esta revista habló con Germán Silvestre Fondevilla, Delegado de Prevención en Bersolaz (Grupo Culmarex) y miembro del Subsector del Mar de CC.OO., para actualizar la información sobre las citadas pruebas.

Germán Silvestre Fondevilla

“Seguimos esperando unas pruebas con Suministro desde Superficie que nunca llegan”

A raíz de los cambios en la normativa que regula la seguridad en el Buceo Profesional, muchos buzos que trabajamos en el sector de la acuicultura venimos reivindicando que se actualicen los protocolos y los equipos y que podamos trabajar con Suministro desde Superficie (SDS), un método que se ha demostrado mucho más seguro que el buceo en autónomo. Esto es de vital importancia para un gremio con una alta siniestralidad como el nuestro.

Al igual que hemos venido haciendo con los anteriores convenios, hemos procurado adaptarnos a la situación económica de cada momento y es por eso que, antes de exigir su implantación, no veíamos mal que se realizaran unas pruebas de campo previas para ver el comportamiento de estos equipos nuevos en nuestros trabajos cotidianos.

Nuestro grupo empresarial, Culmarex, que cuenta con con 9 empresas, se comprometió con nosotros a realizar las pruebas en las instalaciones de la granja de Bersolaz, donde soy delegado de prevención y buzo. Casi un año después no tenemos noticias ni expectativas al respecto. Lo único que nos llega es información sobre las dificultades que está encontrando la empresa para alquilar los equipos en el Puerto de Sagunto, algo que a todas luces nos suena a evasivas. Un grupo empresarial de esta envergadura no debería tener ningún inconveniente en ese sentido si hay predisposición.

Por voz de otros compañeros nos llega también información de que algunas empresas dicen haber realizado pruebas en algunas granjas y que estas no han sido positivas por fallos en las comunicaciones y otros problemas, pero no tenemos constancia de dichas pruebas.

Estamos cada vez más convencidos de que cualquier cambio en materia de seguridad para los buzos los grupos empresariales lo traducen automáticamente a euros y rentabilidad, cuando estamos hablando de nuestras vidas y de realizar nuestro trabajo en las mejores condiciones y con las máximas garantías posibles y no de cargar a las empresas con inversiones innecesarias. Ya nos ocurrió cuando pedimos algo tan básico como la presencia de un buzo en stand-by, un protocolo que debería llevar años implantado. O cuando conseguimos que los buzos fuéramos en pareja y juntos durante toda la inmersión, que también se nos decía que no era viable porque se tardaría el doble en hacer los trabajos, algo que se demostró que no era cierto.

Con el suministro de aire desde la superficie nos tocará hacer lo mismo: demostrar que cambiando las dinámicas de trabajo y adaptando los protocolos de las operaciones al nuevo equipo, no solo es viable, sino que será infinitamente más seguro. En muchas empresas estamos preparados de sobra para implementar este sistema a nuestra rutina diaria. Es decir, por parte de los trabajadores hay disposición y todas las facilidades para dar el paso.

Lo que sí tenemos claro los profesionales del sector es que las últimas muertes que se han producido se podrían haber evitado si si hubiera usado el SDS.

Basta con leer el convenio para darse cuenta de que la seguridad de los trabajadores no se ha tratado de forma prioritaria. Se habla de forma muy genérica de que las empresas tendrán en cuenta cualquier mejora, pero ya hemos comprobado que tampoco hay mucha voluntad. Por el momento se aferran a una Orden Ministerial que entendemos que no está actualizada. Esperamos que finalmente la Normativa cambie y podamos regirnos por las mismas que nuestros compañeros del sector del Buceo Profesional.

Al comienzo de la negociación, en la que he participado con el Subsector de Acuicultura del Sector del Mar de CC.OO., presentamos junto a UGT un pliego de reivindicaciones sobre seguridad muy específico y detallado. En las distintas reuniones se han ido diluyendo hasta no quedar rastro de ellas y verse reducido a la frase genérica anteriormente citada.

Entendemos que ya en los anteriores convenios los trabajadores hemos realizado los mayores sacrificios y cesiones por ser una época difícil para las empresas. Pero ya desde la patronal y los distintos gobiernos se nos vende que esa etapa de dificultades ha pasado, con lo cual no podemos permitir más pasos atrás, ni en condiciones salariales ni en salud laboral.

Seguiremos haciendo toda la presión que podamos para que este documento no sea publicado o para que quede invalidado y haya una nueva negociación, aunque sea desde cero.

Más información sobre Acuicultura en el nº8 de SubaQuatica Magazine

El número 8 de SubaQuatica Magazine recoge un artículo sobre el uso de equipos de Suministro desde Superficie (SDS) en el sector de la Acuicultura en distintos países del mundo. Pincha en el siguiente botón para leer la revista online.

REVISTA ONLINE

Podría interesarte