Un grupo de médicos avala el método usado en el rescate de Tham Luang

294
Foto: AFP

 

Los niños de Tham Luang

Recordemos que esta trágica historia terminó cuando los niños fueron rescatados después de salir nadando del lugar con la ayuda de profesionales del buceo, entre los que se encontraba el español Fernando Raigal, como ya publicamos en SubaQuatica Magazine.

Sin embargo, el libro The Cave, escrito por el reportero inglés Liam Cochrane, reveló que si bien se rescató a los menores, no fue de la forma en que las autoridades tailandesas informaron.

Lo que en verdad pasó

La versión oficial del rescate indicó que los niños habían aprendido a bucear después de que los expertos les enseñaran a utilizar los instrumentos y equipos adecuados para su rescate.

YE AUNG THU | AFP

YE AUNG THU | AFP

Sin embargo, Cochrane cuenta otra historia: los menores habrían sido adormecidos con un potente cóctel de pastillas, para así reducir la cantidad de saliva producida al bucear, esto para evitar un posible ahogamiento.

Posteriormente, los rescatistas habrían procedido a conectar mangueras de oxígeno a las bocas de los pequeños con silicona. Luego de eso, cada uno de ellos fue escoltado inconsciente fuera de la cueva por un buzo profesional.

AFP

AFP

Según el libro, para lograr la complicada misión se llamó a dos buceadores experimentados, el doctor australiano Richard Harris, anestesiólogo, y su colega y compañero de buceo, el veterano retirado Craig Challen.

A pesar de que ambos hombres contaban con gran experiencia, pidieron al gobierno tailandés inmunidad diplomática por si algo salía mal, ya que no confiaban cien por ciento en el triunfo total del plan.

Recordemos que cuando los niños fueros encontrados por los rescatistas llevaban 10 días en la oscuridad absoluta, sin comida ni agua.

La medicación

Los especialistas decidieron sedar a los niños con una combinación de tres sustancias: Xanax, para disminuir el miedo; ketamina, para dormirlos, y atropina,para reducir la saliva en su boca.

AFP

AFP

Además, trabaron las manos de los niños para asegurarse de que si se despertaban no intentaran arrancarse la mascarilla, situación que ponía en peligro sus vidas y de paso, la de sus socorristas.

El secreto detrás del rescate

La revista científica The New England Journal of Medicine reveló a través de una publicación los pormenores del rescate tailandés.

Los investigadores del documento destacaron el uso de la píldora ketamina ya que gracias a su efecto se hizo, por ejemplo, difícil que los niños sufriesen de hipotermia al atravesar frías aguas tras pasar un periodo de estrés, deshidratación y falta de comida.

AFP

AFP

“Me quito el sombrero”, señaló el anestesista John Rivard después de conocer el complicado operativo detrás del rescate. “Tendrías un niño completamente dispuesto a cooperar que seguiría respirando automáticamente durante la extracción“, explicó el profesional de la salud.

 

Fuente: Página 7 Chile

Podría interesarte