¿Son las tablas de descompresión las grandes olvidadas de la formación en buceo?

35
Alumnos del Instituto Galego de Formacion en Acuicultura (IGaFA) durante unas prácticas con campana húmeda. XUNTA DE GALICIA

Formación en Tablas de Descompresión

La consulta realizada por SubaQuatica Magazine a directores de escuelas de buceo comercial e instructores sobre el nivel de conocimiento en el uso y manejo de las tablas de descompresión ha puesto de manifiesto varias causas básicas: que no todos los buzos en activo recibieron una formación reglada; que los programas formativos, ya de por sí heterogéneos, no se cumplen por igual y que los instructores han de tener un perfil docente además de los conocimientos y la experiencia.

El resultado de todo esto es que hay demasiadas dudas en un tema que está directamente relacionado con la seguridad de las operaciones de buceo.

La importancia de las tablas

Enrique González Figueroa, instructor de buceo del Instituto Galego de Formación en Acuicultura e Mergullo (IgaFA), cree que “es básico que un buceador entienda los efectos de la inmersión sobre su organismo, tanto en lo que se refiere a la física como a la química de los gases respirados sobre sus tejidos: barotraumas, intoxicaciones o enfermedad descompresiva.

“Es básico que un buzo entienda los efectos de la inmersión sobre su organismo. De ahí la importancia de saber manejar las tablas y el ordenador de buceo”

Deben entender que así como los dos primeros pueden mostrar signos y síntomas inmediatos, la enfermedad descompresiva puede ser silente y acumulativa a lo largo de la vida profesional del buceador. De ahí la importancia del saber usar correctamente las tablas de descompresión y el ordenador de buceo”.

“En nuestro caso, todos los cursos de IGaFA, tanto los de formación para la extracción de recursos, los de buceo profesional y los de Formación Profesional (FP), incluyen carga lectiva sobre teoría de la descompresión con un importante número de horas, según las atribuciones de cada título. Los alumnos saben manejar perfectamente las tablas y el ordenador de buceo atendiendo a su nivel de competencia”, concluye el docente.

Enseñar a interpretar

Si bien las tablas de la U.S. Navy son de dominio público y su uso está extendido por todo el mundo, resulta fundamental que los instructores y docentes sepan trasladar la información técnica que contienen de una forma clara a los alumnos.

Es uno de los problemas detectados por los profesionales de la docencia consultados en este reportaje. Los alumnos reciben la formación pero salen de los cursos con dudas o con información confusa. A esto habría que sumarle otro mal endémico en la formación: la dificultad para completar los currículos.

Manejar las tablas no se reduce solo a saber tabular. Hay que conocer todas las condiciones de la operación para saber qué esquemas usar, los factores de corrección que se deben aplicar o las limitaciones que tienen los buzos del equipo para poder realizar inmersiones sucesivas de forma segura.

Aumentar la seguridad

Si todo el equipo está formado en esta materia, las decisiones que toma el supervisor como responsable último, pueden ser entendidas por todos los miembros y es posible detectar cualquier eventual incidencia, aumentando de esta forma la seguridad de la operación.

Podría interesarte