‘Mundo ROV (II)’: las clases

68
Dos unidades ROV de la compañía QSTAR

Las clases en el entorno ROV

Las aplicaciones de uso de los ROV están en continuo desarrollo. La posibilidad de poder configurar cada equipo con distintos tipos de sensores y herramientas ha permitido una gran diversificación respecto a sus aplicaciones. En el documento R004 de la guía IMCA se definen las siguientes 6 clases.

Class I: ‘Pure Observation ROVs’
Esta clase de vehículos están limitados a la observación mediante vídeo y cuentan con capacidad de integración de sensores para la ayuda a la navegación. Generalmente son vehículos de tamaño pequeño, equipados con una cámara de alta definición, iluminación y motores de propulsión (denominados thrusters).

El Falcon de Saab Seaeye.

Class II: ‘Observation ROVs with Payload Option’
Son vehículos de observación con capacidad de carga, que pueden llevar instaladas más de 2 cámaras (sónar como configuración estándar). Pueden incorporar diferentes tipos de sensores adicionales. Según de su capacidad de carga y de su operatividad, se clasifican como:

  • Class II-A: Observation Class Vehicle with Payload Option.

Los Vehículos de Clase Observación con capacidad de Carga Útil son capaces de llevar instaladas cámaras digitales adicionales y sistemas de medición de corrosión (CP) y sónar, sin la pérdida de funciones de otros sensores para la medición de otros parámetros.

  • Class II-B: Observation Class Vehicle with Light Intervention, Survey and Construction Support Capabilities.

Los vehículos de de observación con capacidades de intervención, inspección y apoyo a la construcción además deben tener la capacidad de llevar brazos articulados y poder integrar herramientas que le permitan realizar trabajos ligeros de apoyo a los trabajos de obra subacuática o inspección.

Oceaneering

Class III: ‘Work Class Vehicles’
Los ROV de clase de trabajo son los que más avances tecnológicos han adoptado, debido a la alta demanda de trabajos submarinos específicos a grandes profundidades. Están diseñados para poder integrar una gran variedad de sensores y herramientas adicionales. Todos los vehículos de Clase III deben tener un mínimo de dos brazos multifunción instalados permanentemente. A su vez, se clasifican en:

  • Class III-A: Standard Work Class Vehicle.

Un vehículo de trabajo Clase III-A debe de ser relativamente compacto y tener una potencia nominal menor de 100kW y una carga útil inferior a 200kg. Se deben poder lanzar y recuperar sin necesidad de un tether.

  • Class III-B : Advanced Work Class Vehicle.

Un vehículo de trabajo clase III-B debe tener una potencia nominal superior a 100kW y una carga útil superior a 200 kg. Deben ser operados y lanzados al agua mediante el uso de un TMS excepto en situaciones inusuales de emergencia.

Class IV: ‘Towed and Bottom-Crawling Vehicles’
Dos tipos dentro de esta clase:

  • Clase IV-A: Towed Vehicle. Estos vehículos son remolcados a través del agua por un barco desde superficie. Tienen una capacidad de maniobra limitada y están equipados con instrumentación y sensores que pueden transmitir las señales de datos desde el vehículo a la unidad de control de superficie.
  • Class IV-B – Bottom Crawling Vehicle. Los vehículos de arado generalmente están equipados con un sistema de orugas para desplazarse a través del fondo marino. Están diseñados para realizar una tarea específica, como el soterramiento de cables submarinos.
ROV de clase 4 – Towed

Class V: Prototype or Development Vehicles
Los vehículos dentro de esta clase incluyen a todos los modelos en fase de desarrollo y prototipos únicos.

Class VI: Autonomous Underwater Vehicles (AUV) and Unmanned Untethered Underwater Vehicles (UUUV)
Los AUV / UUUV, tanto en el mundo profesional como en la investigación marina, dan apoyo a las actividades de búsqueda o inspección, pero el uso más amplio y generalizado lo encontramos en las aplicaciones militares. Podemos dividir los AUV en dos subclases: Clase VI-A-AUV, con pesos inferiores a 100kg y Clase VI-B-AUV, de más de 100kg.

AUV de ECA Group

Podría interesarte