“El buceo comercial en España necesita homogeneizar urgentemente las titulaciones en todas las comunidades”

116

Homogeneizar las titulaciones de buceo profesional

Roberto Vázquez, director de FORMAR

Desde las escuelas que impartimos cursos de buceo comercial hacemos todos los esfuerzos para ofrecer una formación de calidad, que cumpla con toda la normativa y requisitos y que se adapte a los estándares de la industria.

Pero desde que se produjo el traspaso de competencias a las comunidades autónomas en esta materia, nos encontramos de forma recurrente con problemas en las convalidaciones de los distintos títulos de buceo profesional.

Las comunidades autónomas tienen competencias sobre cuestiones como la concesión de autorizaciones para la apertura de escuelas, la gestión de los exámenes y la expedición de los títulos, pero las titulaciones, denominaciones y sus correspondientes cargas lectivas vienen expresadas en la Orden Ministerial de 18 de diciembre de 1992 y son aplicables a todo el territorio nacional.

Esto es algo que no se refleja en la realidad. Las mismas titulaciones pueden tener nombres distintos en cada zona. Esto provoca más lentitud aún en los procesos administrativos para el inicio de obras, al tener que comprobar que el buzo cuenta con la titulación correcta para trabajar en el proyecto.

En FORMAR, por ejemplo, hemos realizado este año un curso de instructor de buceo profesional, que ha tenido alta satisfacción entre los alumnos, y que puede que no sea reconocido por otra comunidad como la Canaria.

Los títulos que obtienen nuestros alumnos son emitidos por la Dirección General de Pesca del Principado de Asturias y en ellos aparece claramente su validez en todo el territorio nacional.

Hemos constatado casos en los que ha sido necesario un proceso de convalidación en comunidades como la valenciana o la catalana, con los consiguientes retrasos y perjuicios.

El sector necesita urgentemente unificar las titulaciones de buceo. Cualquier buzo profesional debería conocer los requisitos de una titulación determinada o sus atribuciones y límites de actuación, independientemente de la zona del país de la que provenga.

En la normativa existe un criterio muy claro en este sentido y es el rango de profundidades en las que se puede trabajar con unas y otras titulaciones.

Es una alternativa que hemos propuesto junto con la patronal para hacérsela llegar a las autoridades competentes y que estas las trasladen a las comunidades, donde realmente surgen los problemas finales.

Proponemos simplificar el esquema tomando la profundidad como referencia, de tal forma que las titulaciones se simplifiquen en: buceadores recolectores, hasta 15 metros de profundidad; buzos de pequeña profundidad (segunda clase restringida o buceador básico) hasta 30 metros; buzos de media profundidad (segunda clase o Técnicos en operaciones subacuáticas e hiperbáricas) hasta 60 metros y, finalmente, buzos de gran profundidad, para intervenciones a más de 60 metros de profundidad.

Creemos que la situación actual supone un agravio para los buzos y para las empresas, en una industria que ya de por sí ha de luchar contra otro tipo de problemas como la seguridad o el intrusismo.

La homogeneización supondrá un paso más en la calidad del buceo en España y nos acercará a los estándares internacionales.

Podría interesarte