“Un alumno no debería poder obtener la titulación de buzo sin saber manejar las tablas de descompresión”

473
19

“Un alumno no debería poder egresar como aprobado sin saber manejar las tablas de descompresión” – Irineo Castillo, Director de TechDiving

Es importante enfatizar que salen con un conocimiento de dominio básico y lo aprenden con ejemplos de situaciones simuladas de diversas adversidades, es decir, que pueden planear una inmersión y la correspondiente descompresión (si aplica), pero como cualquier alumno al egresar de una carrera profesional, le faltaría la experiencia que da la realidad del campo laboral para que se aprenda a hacer las correcciones necesarias como el nivel de esfuerzo del buzo, su movilidad en diferentes profundidades, temperatura del agua o las condiciones del mar.

En TechDiving cumplimos con los requerimientos del International Consensus Standars for Commerical Diving and Underwater Operations 6.3. Impartimos un total de 30 horas de capacitación con respecto al uso y manejos de las tablas, divididas en teoría y práctica y de acuerdo con las recomendaciones ADCI (ANSI/ACDE-01-20215).

Nuestros principales objetivos son los de familiarizar al alumno con los distintos métodos de descompresión y proporcionarle la experiencia suficiente en la aplicación práctica de las tablas.

Creo que el nivel de conocimiento, manejo e interpretación de las tablas de descompresión con el que terminan el curso es muy bueno e incluye tablas de descompresión para buceo con aire y helio oxígeno suministrado desde superficie, incluyendo buceo de altitud.

En nuestro caso creemos que las 625 horas especificadas por ADCI cumplen con el objetivo de capacitación básica. Nosotros, de forma complementaria, agregamos 25 horas más y las enfatizamos a los tipos de actividades predominantes que realiza un buzo en México, principalmente en la Sonda de Campeche (Golfo de México), que es donde hay más demanda para trabajos de buceo.

Desafortunadamente es algo común que haya buzos que laboran profesionalmente y que no han recibido una capacitación formal.

En mi opinión, tanto las empresas como los buzos, por ignorancia o por exceso de confianza, dejan la responsabilidad de la interpretación y uso de tablas al supervisor. Lo malo es que si el supervisor no es apto o si por alguna razón se equivoca, la retroalimentación o mejora continua se reduce drásticamente, dejando la puerta abierta a posibles accidentes.

En un contexto muy general creo que hay dos puntos con mucho margen de mejora en la formación en buceo comercial.
Por un lado, la experiencia de los instructores. No deberían transmitir únicamente lo que leen de los libros o de las experiencias de otros buzos.

En segundo lugar, el instructor debería tener el perfil y experiencia como docente. Ha de estar capacitado para cumplir con los objetivos de un programa académico previamente estructurado y avalado por expertos en docencia del buceo comercial y saber transmitirlo.

Podría interesarte