“Todo el equipo debería saber manejar correctamente las tablas de descompresión para aumentar la seguridad”

31
Ricardo Soares, durante la operación de salvamento del Costa Concordia

Paulo Ricardo Soares, instructor de M6 Subsea Training

Paulo Ricardo Soares (Brasil, 1967) inició su carrera profesional en 1989. Posee una alta cualificación como buzo comercial (Surface Supply Air Diver, Top-Up y Mixed Gas Diver, inspección subacuática y Wet Welding), como supervisor y operador de cámara, y, finalmente, como instructor internacional.

Acumula una dilatada experiencia en inspección y reparación en buques a flote, unidades offshore y salvamento de buques. Ha participado en operaciones en Sudamérica, América Central, África, Oriente Medio y Europa, entre las que se puede destacar uno de los más mediáticos de los últimos años, el del Costa Concordia.

Actualmente es instructor de buceo en M6 Subsea Training, centro especializado en la capacitación de buzos comerciales.

Hablamos con él sobre la importancia del manejo de las tablas de descompresión y de la necesidad de apostar por una formación continua en el sector.

P-¿Por qué crees que un buzo profesional tiene que saber manejar las tablas de descompresión si no desempeña el cargo de supervisor?

R-Creo que todos los buzos profesionales, independiente del rango o categoría, deben saber utilizar y aplicar los procedimientos relacionados con las tablas descompresivas. La seguridad personal depende, muchas veces, del uso correcto de las tablas.

El buzo debe actualizar su conocimiento en esta área y así poder verificar si la aplicación de las reglas descompresivas es correcta o no. El supervisor de buceo no es inmune a errores o equivocaciones y es necesario que los buzos estén atentos a la hora de aplicar los procedimientos descompresivos.

¿Crees que algunos profesionales dan por sabido el manejo de las tablas sin tener realmente un conocimiento total de las mismas?

Es cierto y de esto el mercado está lleno. Durante un webinar sobre la aplicación de las tablas de buceo del manual de la US Navy (revisión 7), cuando empecé a explicar sobre los procedimientos para la descompresión en el agua con aire/O2, un participante cuestionó mi exposición por enseñar tal cosa, ya que la tabla de la US Navy no aplicaba tal procedimiento.

El problema es que este señor había realizado su curso de buceo profesional en 2018 y la escuela de buceo aplicaba las tablas de la revisión 5, que no contemplan este tipo de descompresión. Las propias tablas oficiales de la Armada Española ya describen tal procedimiento. Este es un ejemplo de la falta de una formación adecuada y continuada.

Ricardo Soares en una de sus clases teóricas en M6 Subsea Training

En este sentido, en muchas ocasiones se realizan operaciones de buceo rutinarias, con las mismas profundidades y tiempos de fondo similares ¿Piensas que esto puede dar una falsa sensación de seguridad al supervisor en los procedimientos de descompresión?

La rutina y el exceso de confianza son los dos principales enemigos de los buzos profesionales y supervisores de buceo. Existen dos cosas extremamente importantes a las que el supervisor (así como el buzo profesional) debe estar atento: la profundidad y el tiempo de fondo.

El supervisor debe siempre hacer una comprobación cuando el buzo está en el fondo, durante las variaciones de profundidad y antes de que el buzo abandone el fondo. También debe chequear las paradas descompresivas. No debe confiar en informaciones dadas por otras personas como por ejemplo el cliente o personas que suponen conocer el lugar de las inmersiones.

Estas informaciones pueden estar completamente equivocadas y pueden ocasionar serios accidentes a los buzos.

En tu amplia trayectoria internacional como buzo comercial ¿te has encontrado en situaciones de riesgo por una formación insuficiente en las tablas de descompresión de los responsables de la operación?

Felizmente han sido pocas las veces que he detectado fallos relacionados con el uso de las tablas por parte de los supervisores.

Pero sí, he tenido algunas situaciones y discusiones con supervisores por aplicar los procedimientos descompresivos de un modo inapropiado. Pero tengo conocimiento de casos extremadamente aberrantes y que han provocado serios accidentes a buzos profesionales.

Recuerdo que en una ocasión, el supervisor de una empresa estaba usando una tabla de inmersiones en superficie en una operación de buceo en altitud. Esto es inaceptable y extremadamente peligroso.

¿De dónde surge la iniciativa de hacer un curso de tablas y cuál es su objetivo?

Hemos detectado algunas carencias a través de diferentes publicaciones en redes sociales relacionadas con la actualización de las tablas en la revisión del manual de la U.S. Navy. Igualmente, muchos buzos nos mostraron su interés en poder aclarar sus dudas sobre el manejo de las mismas.

El pasado mes de marzo organizamos un webinar gratuito sobre interpretación de las tablas, con la intención de ilustrar sobre las actualizaciones de la Revisión 7 y a raíz del contacto con más de un centenar de buzos interesados de más de 14 países nos vimos en la necesidad de dar un paso más y organizar un curso sobre esta temática.

El objetivo de un curso como este es aportar las herramientas adecuadas para manejar las tablas de descompresión conforme al plan de inmersión que se haga en cualquier operación. No solo se trata de explicar en qué consisten las tablas, sino cómo y cuándo se han de utilizar de forma correcta.

¿De qué naturaleza eran esas dudas planteadas por los buzos?

En primer lugar, tanto a Joan (el otro instructor de M6 Subsea Training) como a mí nos sorprendió que la idea de realizar un curso específico sobre tablas generara tanto interés.

Por lo general, muchos buzos saben tabular hasta una determinada rutina. Pero en cuanto la operación se produce en condiciones distintas a las habituales, se generan confusiones a la hora de aplicar las tablas. Y esto ocurre a nivel general, pasa en muchos países.

Se trata de dudas sobre procedimientos de salto a cámara, inmersión en altitud, procedimientos de emergencia o cómo actuar frente a determinadas situaciones especiales.

Soares en su etapa de formación como buzo en el CIAMA (Brasil)

¿Cuál crees que es el origen de estas dudas?

La formación en esta materia es insuficiente en algunos cursos de buceo profesional. En muchas ocasiones, se trata de una cuestión de tiempo. El currículum no se completa y estos temas se han de tratar de forma muy superficial. Igualmente, hay casos en los que las escuelas no tienen la suficiente capacitación para explicar el manejo de las tablas de una forma clara y eficaz, en parte, debido a que los propios instructores no tienen experiencia en determinados casos.

La rutina de las empresas tampoco ayuda a solventar el problema. Aún no existe una cultura asentada de formación continua del personal.

Cuando las compañías tienen que afrontar operaciones que se escapan de lo habitual, afloran los problemas. Los supervisores se ven obligados a buscar la información para realizar un plan de inmersiones adecuado. Esa no es la mejor forma de aportar seguridad a la operación.

Recuerdo que en una ocasión, el supervisor de una empresa estaba usando una tabla de inmersiones en superficie en una operación de buceo en altitud. Esto es inaceptable y extremadamente peligroso.
El buzo, por falta de conocimiento, ha de aceptar la directrices por que tampoco tiene conocimiento. Si el buzo detecta alguna anomalía, tiene que hablar con su supervisor para garantizar la seguridad.

El apoyo entre los miembros del equipo es importante. Creo que es obligación de todo el equipo conocer las tablas y su aplicación. Es fundamental que los supervisores sepan proceder y conocer la correcta aplicación de las tablas.

¿Cómo crees que se podrían solucionar?

La solución debería ser sencilla: formación continua y actualización.
Hemos visto que en Latinoamérica existe interés y voluntad de aprender a través de cursos. Los buzos buscan información sobre formaciones específicas. Además, muchos buzos preguntan sobre la normativa española para comparar los procedimientos de seguridad.

En España hay empresas que favorecen la formación o especialización de sus buzos. Por iniciativa propia, buscan la fórmula para acceder a cursos porque son sabedores de que esto redunda en la calidad de sus servicios. Desgraciadamente, no es lo normal en el sector.

¿Crees que el propio ritmo de trabajo de las empresas dificulta una formación continua del personal?

Son pocas las empresas que piensan en el desarrollo continuo del profesional de buceo comercial. La mayoría de las empresas, cuando cuentan con un ritmo de trabajo importante, no invierten tiempo ni dinero en la formación de sus trabajadores.

Por norma general, implementan cursos obligatorios como es el caso de los cursos de prevención laboral, obligatorios para determinado proyecto u obra. Sin embargo, cuando la empresa no tiene demasiado trabajo, lo normal es reducir la plantilla para ahorrar costes. Es algo cultural. Algunas empresas están cambiando esta praxis, invirtiendo en el personal técnico de la empresa.

Algunas de las principales empresas de España están promoviendo cursos de especialización técnica a sus trabajadores de modo a garantizar un mínimo de calidad técnica con un programa de formación continuada.
Las empresas deben comprometerse con la formación de sus buzos.

Esto aporta competitividad y valor añadido a las compañías. En M6 Subsea Training hemos dado formación personalizada a compañías que entienden ese compromiso.

Han de asegurarse de que su personal está capacitado antes de realizar las operaciones, para llevarlas a cabo con éxito y garantizar las condiciones de seguridad del equipo. Estar siempre al día en técnicas, procedimientos, equipos y normativas es la base para conseguir esas garantías.

Esto es un tema que se puede relacionar directamente con las titulaciones. En España, por ejemplo, hay buzos con mucha experiencia, que han trabajado en todos los sectores y en operaciones de todo tipo. Sin embargo, son buzos con el título de Segunda Restringida.

En otras fechas no existía la necesidad de hacer más cursos. Ahora las empresas exigen más y el convenio colectivo del sector ha servido para actuar sobre este problema.

¿Piensas que las presiones que reciben las empresas por parte de los contratistas repercuten en el cumplimiento de los procedimientos descompresivos?

Sin duda existen presiones por parte de los contratistas, pero también existen empresas que saben mantener una profesionalidad adecuada y eficaz que exigen los contratistas, sin concesiones con respecto a la seguridad de su personal. Un accidente hiperbárico puede suponer más retrasos en el proyecto que los que se pretenden evitar.

El uso de las tablas está relacionado con otros factores como el tipo de trabajo, la carga de herramientas pesadas o las condiciones del agua ¿Crees que se tienen en cuenta a la hora de planificar las inmersiones?

De acuerdo con las tablas de descompresión del manual de buceo de la US Navy (Revisión 7-A) no es necesario contemplar profundidades o tiempos superiores en el caso de inmersiones con esfuerzo físico o aguas con baja temperatura, como está descrito en el apartado 9-6.1 (Volumen 2, capítulo 9 – descompresión con aire del manual de buceo de la US Navy).

Has impartido cursos de formación para empresas tanto en España como en Latinoamérica ¿Cuál es el nivel de capacitación que te encontraste previamente a la formación?

Es bastante variado tanto en España como en Latinoamérica. He podido encontrar gente muy cualificada, y personas con escaso conocimiento no solo relacionado al uso de tablas, sino también de un modo en general. Existen países que no cuentan con escuelas de buceo profesional y es común ver buzos con certificación deportiva realizando trabajos y operaciones de ámbito comercial.

Esto indica que las empresas, por norma general, tienen la intención de que su personal esté lo más cualificado posible ¿crees que esto es así?

Va a depender del país, del tamaño y de la filosofía de trabajo de la empresa; del ámbito en que normalmente trabaja o de los clientes, ya que existen clientes que exigen determinados conocimientos o calificaciones para poder desarrollar operaciones o participar en proyectos. En España, son pocas las empresas con una filosofía de crecimiento técnico constante. Creo que el mercado, de un modo en general, está empezando a crear esta necesidad. Pero todavía estamos en los pasos iniciales.

Podría interesarte