Supervisor es declarado culpable por el accidente mortal de un buzo mientras inspeccionaba un buque

1.188
El buque Frisia Kiel donde perdió la vida el buzo Edmund Kwok (en la miniatura)

Supervisor declarado culpable por el accidente mortal de un buzo 

El supervisor de buceo David Ng Wei Li, de 36 años, ha sido declarado culpable por un acto negligente. Según la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo “con su conducta laboral estaba poniendo en peligro a otros”.

El veredicto se ha dado a conocer tras la reclamación del acusado, que trabajaba en la compañía Underwater Contractors PTE LDT (Singapur) cuando se produjo el accidente. La empresa también ha sido condenada por no tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la salud de sus empleados, en virtud de la misma Ley.

Los hechos en el accidente del buzo

En 2014 el buzo Kwok Khee Khoon, falleció mientras llevaba a cabo trabajos de inspección submarina en el buque MV Frisia Kiel en Singapur. David Ng Wei Li lideraba un equipo de 5 buzos, cuando Kwok fue absorbido por el ojo de buey destinado a aspirar agua de mar, para enfriar los motores y generadores del barco.

David Ng Wei Li, que tenía seis a siete años de experiencia como buzo comercial y cinco años como asistente de supervisor de buceo, planificó la operación con el equipo antes de comenzar los trabajos.

Al supervisor le dijeron que el baúl de babor se cerraría, pero el baúl de estribor se mantendría en flujo reducido. Había estado soldando ánodos dentro de la caja del cofre marino de estribor a eso de las 6 de la tarde, cuando sintió una aleta golpear su cabeza, según el tribunal se explica al tribunal del caso.

Foto tomada en el puerto de Singapur, donde queda marcada el lugar por donde quedó atrapado el buzo.

David Ng Wei Li  se giró y vio a Kwok “siendo succionado por la parte posterior en el orificio de la tubería”. David Ng Wei Li tiró de la mano del señor Kwok, pero la fuerza de succión era demasiado grande, por lo que salió de la caja del cofre marino para obtener ayuda y hacer que el barco apagara la bomba.

Varios otros buzos trataron de alejar al Kwok de la tubería, pero no lograron salvarlo de la succión. Finalmente fue rescatado después de que se cerró la bomba de cofre marino de estribor, pero quedó inmóvil y fue declarado muerto a las 7.38 pm.

La defensa argumentó que alguien de la embarcación había aumentado la succión en las bombas de cofre marino de estribor, pero la fiscalía dijo que no había una base creíble para esta suposición.

El accidente del buzo se pudo haber prevenido

La fiscalía argumentó que el accidente podría haberse evitado asegurando que las bombas de cofres marinos estuvieran cerradas.

Si esto no se pudiera hacer, el supervisor de buceo debería haber abortado la operación en aras de la seguridad. Continuar fue un acto negligente que puso en peligro la seguridad de los buzos a su cargo, dijeron los fiscales del Ministerio de Recursos Humanos.

La compañía de David Ng Wei Li, que realiza reparaciones de barcos y buceo marino, fue declarada culpable de no garantizar que se tomaron procedimientos de trabajo seguros adecuados para el proceso utilizado por los buzos, y por no implementar el control de riesgos que se había identificado en su evaluación de riesgos.

La compañía enfrenta una multa máxima de S $ 500,000, mientras que David Ng Wei Li se enfrenta a dos años de cárcel, una multa de hasta S $ 30,000, o ambas.

Más información sobre el caso

SubaQuatica Magazine seguirá informando del caso a lo largo de la semana, sobre las similitudes con otros casos y sobre la prevención de este tipo de accidentes.

Podría interesarte