Repsol estudia utilizar drones submarinos para las tuberías de sus instalaciones subacuáticas

464
Imagen de la prueba con un vehículo autónomo submarino que Repsol hizo en enero en el Port de Tarragona. Foto: Cedida

Repsol estudia usar drones submarinos

La compañía energética Repsol lleva años trabajando con estructuras muy complejas formadas por infinidad de tuberías en sus instalaciones submarinas. Estos entornos deben mantenerse y cuidarse si surge alguna avería que no solo pueda provocar un accidente laboral, sino también medioambiental. Es por eso que Repsol se encuentra desarrollando un programa para analizar las diferentes aplicaciones que tiene el uso de drones en las estaciones submarinas.

La información que puedan captar a través de los drones, ya sea por cámaras y sensores será de “vital importancia” en tareas de vigilancia, seguridad, operaciones en remoto, apoyo o trabajos de levantamiento cartográfico. De este modo, pretenden “mejorar la eficacia y la eficiencia, además de reducir riesgos laborales”. Hay que tener en cuenta que, de momento, el programa que se está desarrollando está pensado para un plazo corto, de modo que las opciones de robotización quedan descartadas.

 

“Los drones submarinos ofrecen muchas prestaciones a repsol”

Según Eva Gómez, digital advisor del Hub Blockchain, RPA & Experimentación Digital de Repsol, los drones “ofrecen ya unas prestaciones que permiten instalarles una amplia gama de cámaras y sensores ajustados a la información que se desea obtener. Entre los desafíos se encuentran la aplicación de inteligencia artificial y el tratamiento de los datos con herramientas que permitan su análisis de manera automática, confiable y rápida, una de las líneas de trabajo que estamos desarrollando con el Hub de Data Analytics de Repsol”.

Asimismo, cabe decir que Repsol ya ha utilizado un dron ligero –en colaboración con Everis Aeroespacial y Defensa (Everis ADS)– en Tarragona para, según la compañía, analizar su rendimiento en las inspecciones visuales del pantalán del puerto y la sealine –“la línea de tuberías de dos kilómetros de longitud que conecta la refinería con los barcos”.

Este dron, capaz de alcanzar los 100 metros de profundidad y varios kilómetros de distancia de manera completamente autónoma, estaba equipado con cámaras de vídeo y un sónar, sustituyendo el trabajo que habitualmente hace un equipo de buzos

Este dron, capaz de alcanzar los 100 metros de profundidad y varios kilómetros de distancia de manera completamente autónoma, estaba equipado con cámaras de vídeo y un sónar, sustituyendo el trabajo que habitualmente hace un equipo de buzos. “Habría que lograr mejorar la precisión de la posición bajo el agua, sin señal GPS u otros sistemas GNSS, para conseguir mayor proximidad a las infraestructuras, así como conseguir transmisión en tiempo real de imágenes […] Aunque la prueba no nos permite tomar todavía decisiones concluyentes vamos a seguir trabajando esta idea porque le vemos potencial para el mantenimiento preventivo de las estructuras subacuáticas, el control del movimiento del fondo marino o la detección temprana y cuantificación de fugas”, ha explicado Gómez.

 

Otros usos de drones submarinos en las infraestructuras de Repsol

La compañía lleva desde el año 2015 utilizando drones en sus infraestructuras, aunque nunca se había planteado utilizarlos para operaciones tan delicadas. Fue en Sines (Portugal), junto a la Universidad Politécnica de Cartagena. En aquel momento, el equipo de Tecnologías de la Información de Repsol aseguró: “los drones pueden tener aplicaciones futuras en campos como el de la inspección de plataformas petrolíferas en el mar, en el envío de paquetería entre instalaciones remotas o en repetidores para transmitir datos durante sus campañas de exploración. Por ahora, estudiamos cómo el uso de drones puede evitar riesgos laborales y ahorrar costes durante la planificación de las paradas de mantenimiento de sus plantas industriales”.

 

FUENTE: Diari de Tarragona

Podría interesarte