Recomendaciones para la limpieza y desinfección de equipos de buceo comercial

894

 

Los equipos de buceo y la Covid-19

Durante este periodo de alerta sanitaria por la pandemia de Covid-19, son muchas las empresas que han tenido que cesar la actividad en todo el mundo, sobre todo en el entorno inshore. Pero también es cierto que hay otras compañías que continúan realizando trabajos que se han determinado como esenciales para el desarrollo diario, como las inspecciones a buques comerciales o el mantenimiento en el sector del Oil&Gas. Sea cual sea el caso, instituciones y fabricantes de referencia en el sector del buceo comercial, como IMCA, ADCI o Kirby Morgan, recomiendan una la limpieza y desinfección de estos equipos que están directamente en contacto con las partes del cuerpo más sensibles.

Esta es una noticia recogida en el Nº11 de SubaQuatica Magazine (p20 y p21, que puedes leer en formato digital).

Equipos compartidos

Tanto fabricante californiano como la asociación internacional de contratistas, son muy conscientes del uso compartido de los equipos dentro de las empresas, por lo que sugieren llevar a cabo estas tareas con más regularidad y atención para evitar contagios. Kirby Morgan está en continuo contacto con empresas del sector para implementar los mejores procedimientos y protocolos con el objetivo de reducir riesgos. En este sentido, recomienda que se planifiquen las inmersiones de modo que cada casco sea usado por la misma persona durante toda la jornada de trabajo, en la medida de lo posible, y se desinfecte al final del día. Lo ideal es que cada buzo disponga de un buconasal y regulador propios, de este modo se reducen las posibilidades de contaminación.

Debido a que es habitual compartir los equipos en muchas empresas de buceo comercial, es muy importante realizar las desinfecciones después de cada inmersión, desmontando los componentes

Limpieza y desinfección

La limpieza general del casco puede realizarse con detergente para la vajilla de composición suave y diluido en agua. Dejar los componentes sumergidos en esta solución jabonosa durante unos diez minutos antes de su cepillado, aumenta la eficacia del lavado. Si existe una corrosión leve, puede usarse vinagre blanco con agua, en proporciones iguales, dejando las piezas sumergidas durante una hora.
Es importante prestar especial atención a las ranuras donde se colocan juntas tóricas y las superficies roscadas, así como eliminar adecuadamente los restos de detergente.
De ser posible, el procedimiento de desinfección se debe llevar a cabo entre inmersiones cuando uno o más buzos bucean sucesivamente con el mismo casco. Para la limpieza y desinfección, se debe desmontar tanto la cubierta del regulador como el diafragma. También se deben desinfectar el interior del regulador y de las bigoteras. E igualmente, todos los sistemas y dispositivos añadidos al casco, como los micrófonos de comunicación con superficie, luces y cámaras de vídeo.
Hay que asegurarse de retirar las almohadillas para la cabeza y el mentón antes de desinfectar la máscara buconasal y el regulador.

Proceso de desinfección de equipo en la empresa gaditana STS

Productos recomendados

Para desinfectar la máscara buconasal y el regulador de los cascos Kirby Morgan, la compañía recomienda especialmente tres limpiadores germicidas: SaniZide Plus, del fabricante Safetec; Confidence Plus, de MSA y Steramine, de Edwards-Councilor. Debido a que es posible que estas marcas concretas no estén disponibles en todas las partes del mundo, puede consultarse su composición para obtener otras alternativas comerciales. En este sentido, las correspondientes agencias sanitarias de distintos países, como la EPA estadounidense o el Ministerio de Sanidad de España, (pincha en los enlaces para acceder a los listados) han publicado listas detalladas de productos desinfectantes que, en base a sus componentes químicos y su método de uso, se muestran eficientes en la lucha contra la contaminación por SARS-CoV-2.
Uno de los más conocidos a nivel comercial es Sanytol, cuyo uso se ha extendido en multitud de empresas españolas con un resultado satisfactorio.

Productos recomendados para la limpieza y desinfección de equipos

El uso de hipoclorito de sodio (conocido en otros lugares como lejía o lavandina) se ha demostrado igualmente eficaz para combatir este tipo de coronavirus.
La lejía es un fuerte oxidante que actúa dañando el genoma viral. La solución de lavandina o lejía recomendada para lograr una desinfección efectiva es una dilución 1:100 de hipoclorito de sodio al 5%. Con esta dilución se obtiene una concentración de 0,05% o 50 ppm del ingrediente activo y requiere un tiempo de remojo de 30 minutos si los objetos se sumergen en la solución, o de, al menos, 10 minutos si se pulveriza sobre una superficie no porosa. Es importante enguajar con abundante agua potable y dejar secar completamente el componente que se esté desinfectando.
En un estudio en el que se examinó específicamente el SARS-CoV-2, se observó que se necesitaba una concentración de hipoclorito de sodio del 0,1% o 1.000 ppm para reducir la su virulencia cuando se pulverizaba sobre una superficie no porosa.
Finalmente, los compuestos de amonio cuaternario también son efectivos. Son un grupo de sustancias muy comunes entre los compuestos activos en las soluciones de limpieza. Estos agentes son hidrofóbicos, y como tales son eficaces contra los virus con envoltura. Reaccionan con ésta y la desectructuran,llevando a que el contenido del virus se filtre y se degrade. Se deben utilizar siguiendo las indicaciones del fabricante. En Argentina, por ejemplo, uno de los productos es ‘Surfasafe’, de Laboratorio Anios.

Pueden consultarse varias listas de productos desinfectantes aprobados por distintos organismos internacionales

Otras indicaciones

No se recomienda usar sprays lubricantes en las partes plásticas y de goma, ya que algunos de sus componentes químicos pueden dañar los polímeros y desvirtuar su estructura.
De igual forma, no se recomienda el uso de secadores de pelo u otros emisores de calor fuerte para secar los componentes de caucho o tela. Las temperaturas altas disminuirán significativamente su durabilidad.
Los cascos y equipos usados en operaciones con presencia de combustóleos o sustancias químicas ablandan, hinchan o rompen las piezas consumibles y los sellos, lo que causa una degradación prematura. Después de salir de la zona contaminada, KMDSI recomienda que se realice una descontaminación externa o lavado del casco, del cuello de contención y de la horquilla de manera exhaustiva y tan pronto como sea posible, se haga una inspección profunda del interior del casco, para garantizar que no haya ingresado ningún tipo de contaminante.

Desmontaje y montaje de piezas

Es importante que la limpieza y desinfección se realice a cada pieza por separado, de modo que sea más efectiva. Todos los componentes de los equipos Kirby Morgan llevan un ajuste específico. Por tanto, es muy recomendable disponer de una llave dinamométrica para aplicar el par de apriete correcto y garantizar la durabilidad de las mismas.
Asímismo, como es pertinente después de cada inspección, tanto el buzo como el tender deberán realizar las comprobaciones correspondientes que marca el fabricante.

Podría interesarte