PROMEMAR afirma que las limpiezas de fondos marinos que realiza son legales

996
A la izquierda, Conrado Cabeza, en una limpieza de fondos en el puerto en Tenerife (2019). A la derecha, en Málaga haciendo prácticas (2014).

Limpiezas de fondos de PROMEMAR

Conrado Cabeza Rodríguez, presidente de la asociación medioambiental PROMEMAR, ha salido al paso de algunos comentarios de buzos profesionales en las redes sociales.

Proyectos Medioambientales Marítimos (PROMEMAR), es una asociación sin ánimo de lucro que realiza desde hace 6 años limpiezas de fondos marinos en la isla de Tenerife y para ello cuenta con un grupo de buzos voluntarios deportivos y un buzo profesional, el propio Conrado.

El pasado mes de febrero, algunos buzos comerciales denunciaban públicamente un caso de intrusismo profesional en el puerto de Valleseco (Tenerife). En una imagen publicada en las Redes Sociales (la fotografía que se muestra), aparecía un buzo con equipo de buceo autónomo o scuba (Conrado Cabeza), elevando un neumático de gran volumen.

 

“Soy buzo profesional y PROMEMAR actúa legalmente”, Conrado Cabeza

En numerosas ocasiones, el sector del buceo comercial o industrial ha expresado su disconformidad con las limpiezas de fondos marinos (Ver más Aquí) con voluntarios deportivos, señalándolas como un claro caso de intrusismo. “Usar cualquier herramienta bajo el agua es un trabajo propio de una operación de buceo profesional y no deportiva”, sostienen como uno de los argumentos más recurrentes al respecto.

En su defensa, el responsable PROMEMAR ha afirmado en declaraciones a SubaQuatica Magazine que la situación de la asociación “es totalmente legal”.

Conrado Cabeza ha manifestado que posee título de buzo profesional, aunque actualmente trabaja como marinero. “En las limpiezas contamos con voluntarios deportivos que se encargan de recoger los residuos ligeros, como plásticos o latas de refresco. Yo mismo me encargo del material pesado. En la mayoría de las ocasiones se trata de neumáticos, aunque también he llegado a reflotar alguna embarcación. Este material puede llevar años bajo el mar”, argumenta.

Emergencia y documentación

Sobre el protocolo de seguridad y la planificación de la operación ha comentado: “Tengo un plan de emergencia desde que inicié la actividad con PROMEMAR. Generalmente yo realizo las tareas de extracción de material pesado y mis compañeros, buzos deportivos, guardan la distancia durante el rescate. Conrado explica que “en caso de emergencia el coordinador de tierra es quien dirige el posible rescate del buzo. Para ello cuenta con un socorrista voluntario, con experiencia en salvamento en zonas de baño”.

Además de esto, asegura que tiene en regla toda la documentación necesaria. “En cada limpieza de fondos pedimos los permisos pertinentes a la Autoridad Portuaria o a Puertos Canarios, además de al Ayuntamiento y a la Dirección General de Costas. También tenemos contratado seguros para las limpiezas, aunque no hay seguros específicos para estas actividades. Los buzos tienen su seguro particular”.

 

A continuación, uno de los vídeos de PROMEMAR

Sobre la normativa

Por otra parte, afirma que “la ley de buceo está obsoleta, tiene cosas de los años 40, y no dice nada acerca de las limpiezas de fondos, es decir, las limpiezas no están reguladas. En la normativa no está claro que un buzo deportivo no pueda usar un globo. En cualquier caso, mi titulación como buzo comercial me permite hacer reflotamientos de materiales pesados”, manifiesta.

Conrado Cabeza, explica que PROMEMAR no tiene ningún beneficio en estas actuaciones ya que es una asociación sin ánimo de lucro. Asimismo comenta que la organización Ecoembes ayuda económicamente a PROMEMAR, sufragando gastos de material en estas iniciativas medioambientales y también reciben la ayuda de Loro Parque Fundación.

Una misión medioambiental

“Nadie se preocupa de los fondos marinos y eso fue lo que me movió a fundar PROMEMAR. El estado de los fondos en Tenerife es lamentable y cada año sacamos más basura. Aquí no hay empresas para sacar toda la basura que hay en el fondo.En una jornada he llegado a sacar yo solo 10 toneladas de neumáticos, después de estar 6 horas en el agua”, ha declarado a SubaQuatica Magazine.

Estoy de acuerdo con los buzos comerciales en que esto debe hacerlo los profesionales del sector. El caso es que en el gremio nadie se ha preocupado por este tipo de operaciones y nuestra asociación, sí lo ha hecho. Por ello hemos recibido denuncias e incluso amenazas de denuncia. No creo que deban señalarnos a nosotros, sino a las administraciones que deben preocuparse por el cuidado medioambiental. Una de nuestras misiones es sacar a la luz el estado de los fondos marinos para crear conciencia y eso puede ser positivo para el buceo comercial”, concluye Conrado.

 

Podría interesarte