Peligro UXO: el papel de las empresas de buceo en la remoción de munición

294

NOTA:Reportaje incluido en la revista número 8 de SubaQuatica Magazine

Peligro UXO: unexploded ordnance (munición sin explosionar)

Desde hace unos años, las siglas UXO/AXO(1) han empezado a ser muy comunes en la industria del buceo comercial. Estos acrónimos se refieren básicamente a municiones de guerra que no han funcionado según su diseño original (UXO, unexploded ordnance o munición sin explosionar) o bien que han sido abandonadas tras la finalización de un conflicto (AXO, abandoned explosive ordnance o municiones abandonadas).

El hallazgo de estos artefactos son frecuentes, no solo en lugares donde hubo conflictos bélicos sino en sitios con actividades de explosivos

En la actualidad existen millones de toneladas de municiones convencionales y químicas tendidas en el fondo marino, que representan un peligro para la vida humana, el medioambiente y las infraestructuras instaladas en el mar.

El papel del buceo comercial en la remoción de estos artefactos es fundamental. En cualquier operación de buceo existe una posibilidad de encontrar un artefacto sin detonar. El hallazgo de estos artefactos no se producen exclusivamente en lugares donde ha habido conflictos; una antigua zona de tiro o un espacio de maniobras militares, también puede dejar al descubierto munición sin explosionar.

¿Necesitas información o ayuda relacionada con UXO/EXO?

Contáctanos ahora: http://www.tecnosub.net/

 

El buceo en la remoción de artefactos explosivos

La necesidad de dar respuesta a esta problemática ha tenido un efecto determinante en el sector, con la creación de compañías altamente especializadas en estos pormenores. Se trata de empresas que trabajan directamente para los Gobiernos afectados por los hallazgos, así como empresas subcontratistas de otras grandes compañías generalmente del sector energético o incluso para alguna ONG.

La responsabilidad final sobre los artefactos explosivos encontrados en alta mar es siempre del Estado

La responsabilidad final sobre los artefactos explosivos encontrados en alta mar es siempre del Estado, que ejerce sus competencias en dichas aguas jurisdiccionales. Es por eso que estas compañías están obligadas a desempeñar estas tareas en coordinación y bajo la supervisión de la Armada nacional correspondiente.

En España, la responsabilidad sobre artefactos explosivos encontrados en el mar o zona de costa corresponde en exclusiva  a la Armada Española. En caso de encontrar alguno de estos, se recomienda no tocarlo, no moverlo y, a poder ser, balizarlo o  georeferenciarlo. Una vez descubierto el artefacto es necesario avisar al Centro de Operaciones y Vigilancia Marítima de la Armada Española (COVAM). Según esto, ninguna empresa puede hacerse cargo de su gestión por iniciativa propia.

En el caso de otros países, los diferentes Gobiernos recurren directamente a empresas de buceo cualificadas para su remoción o detonación.

La extracción de un artefacto del fondo marino

Lo más habitual cuando se produce un hallazgo de estas características es sacar el artefacto fuera de las aguas o a un lugar donde esté más visible para su manipulación.

El primer paso una vez que se encuentra un artefacto de estas características es identificarlo positivamente, es decir corroborar que se trata de munición UXO/AXO . En caso de dudas, siempre se tratará como si lo fuese.

El primer paso una vez que se encuentra un artefacto de estas características es identificarlo positivamente, es decir corroborar que se trata de munición UXO/AXO

Posteriormente comienza una fase donde se intenta adquirir la mayor información posible de los mismos. A fin de evaluar en profundidad el riesgo potencial del artefacto se realiza una recopilación de datos en el lugar del hallazgo, así como en otras fuentes que coincidan con la localización de objetos similares en el lugar y otra serie de medidas que ayuden a determinar el nivel de riesgo al que se enfrentan los buceadores.

En base al resultado del estudio de esta información se toma la decisión más adecuada, que puede ser desde mover el artefacto a otra zona, sacarlo a tierra para su tratamiento o bien la destrucción in situ mediante diferentes técnicas, si no ofrece las suficientes garantías para moverlo sin peligro.

Una opción es sacarlo a tierra para su desmantelado y posterior tratamiento. También es habitual llevar a cabo su destrucción en el sitio, colocando una carga que consiga una detonación de bajo orden, reduciendo el impacto sobre el medioambiente al máximo, aunque las medidas de prevención que se deben tomar serán las mismas que si se esperase una detonación completa.

 

TECNOSUB cuenta con un equipo cualificado para la remoción de explosivos y certificación internacional

En España, la empresa TECNOSUB decidió especializarse hace unos años en la remoción de explosivos. Si bien  desde su fundación en 1974 se dedicó al salvamento de buques, hoy día está enfocada en el sector del gas y el petróleo, donde sus principales clientes comenzaron a demandar este tipo de servicios.

El CEO de la compañía, Arturo Villazón Granda, comenta a SubaQuatica Magazine que “la demanda de las empresas del sector energético donde tenemos a nuestros principales clientes, nos llevó a especializarnos en este tipo de trabajos”.

Arturo Villazón, CEO de TECNOSUB

Como miembro de la división de buceo, TECNOSUB sigue las normas IMCA para las operaciones con este tipo de explosivos. Los buzos del equipo para operaciones de remoción de artefactos explosivos en TECNOSUB poseen como mínimo la certificación IMAS EOD Level 3.Arturo Villazón, CEO en TECNOSUB

El primer paso de TECNOSUB para la especialización en estas tareas fue trazar las líneas que marcarían la política de la empresa frente a estos trabajos tan específicos. Como miembro de la división de buceo en la International Marine Contractors Association (IMCA), acordó que estás operaciones debían estar regidas según las “líneas guía” que marca la organización, garantizando así un alto nivel de seguridad durante el proceso.

Para la parte operativa, la empresa decidió desarrollar sus técnicas de trabajo bajo los estándares IMAS (International Mine Action Standards )(2) generados por el Geneva International Centre For Humanitarian Demining (GICHD)(3). Este organismo goza de un destacado reconocimiento internacional y su sistema de actuación está extendido por todo el mundo y presente en la mayoría de las zonas de conflicto actuales.

Una vez trazadas las líneas de actuación de la empresa, lo siguiente fue conformar un grupo capaz de ponerlas en práctica de manera segura y eficiente. Para ello, TECNOSUB reunió a un grupo de buceadores profesionales con amplia experiencia y procedentes de diversas modalidades profesionales dentro del buceo.

El equipo lo formamos con buzos comerciales con diferentes especialidades y experiencia, y buzos procedentes de las Fuerzas Armadas cubriendo entre todos los diferentes perfiles necesarios:  buceadores médicos, supervisores de buceo, patrones de buques, buzos artilleros, técnicos de equipos, EOR/EODs, entre otros. En definitiva un completo equipo multidisciplinar que pueda hacer frente a una operación de estas características, con las máximas garantías de éxito y seguridad”, expone Villazón.

La siguiente fase en TECNOSUB fue la homogeneización de los conocimientos del grupo y el cumplimiento de los requerimientos IMAS respecto a la formación del personal.

“En la actualidad todos nuestros buceadores empleados en operaciones de remoción de artefactos explosivos poseen como mínimo la certificación IMAS EOD(4) Level 3. Definitivamente las mejores herramientas de un buzo dedicado a esta tarea son su formación, la tranquilidad y la paciencia”, argumenta su CEO.

Certificaciones y experiencia en esta labor

Después de varias operaciones exitosas en este campo y tras un meticuloso proceso de documentación de las mismas, TECNOSUB está certificada con la norma de calidad ISO 9001 y la norma de seguridad y salud en el trabajo OHSAS 18001 para los servicios de EOD (Explosive Ordnance Disposal) submarinos y los trabajos de demolición con explosivos.

En la actualidad TECNOSUB ha retirado del fondo del mar más de 8500 municiones convencionales para su posterior destrucción o tratamiento en tierra. Esto supone una cantidad superior a 80 toneladas de explosivos netos recuperados, eliminando así un serio riesgo potencial para la vida humana y para nuestro medioambiente.

Hemos trabajado a nivel internacional en diferentes contratos gubernamentales con tareas específicas en la búsqueda, identificación de los artefactos, recuperación y la posterior entrega en tierra  a empresas especializadas en gestión de residuos de este tipo. En estos momentos estamos estudiando una operación en el Mar Caspio para limpiar de material explosivo un corredor de 24 kilómetros de largo para la instalación de una serie de tuberías de crudo. Se trata de un antiguo campo de tiro soviético”, concluye Arturo Villazón.

 

 

REFERENCIAS 

(1) UXO (Unexploded Ordnance) y AXO (Abandoned Explosive Ordnance): Son municiones sin explosionar, fallidas o abandonadas, o restos explosivos procedentes de conflictos armados, campos de tiro o zonas abandonadas relacionadas con la producción a almacenamiento de munición.
(2) International Mine Action Standards (IMAS): Las Normas Internacionales de Acción contra las Minas (IMAS) son emitidas por las Naciones Unidas para guiar la planificación, implementación y gestión de los programas de acción contra las minas. Se han desarrollado para mejorar la seguridad y la eficiencia en la acción contra las minas proporcionando orientación, estableciendo principios y, en algunos casos, definiendo requisitos y especificaciones internacionales.
(3) Geneva International Centre For Humanitarian Demining (GICHD): El Centro Internacional de Desminado Humanitario de Ginebra ( GICHD ) es una organización internacional que trabaja en la acción contra las minas. Fue establecido por Suiza y otros países, cuenta con independencia y libertad de acción, además de recibir apoyo financiero de unos 20 países y organizaciones internacionales. Su objetivo es luchar contra el uso de minas y otros dispositivos que pueden resultar en restos explosivos de guerra (ERW), evaluar los efectos de ERW en civiles en todo el mundo y proporcionar experiencia en la prevención de bajas civiles debido a ERW.
(4) EOD (Explosive Ordnance Disposal): Eliminación de artefactos explosivos.

 

Podría interesarte