O’Dive Pro: una herramienta para mejorar los procesos de descompresión

58
El sistema O’Dive PRO, creado por Azoth Systems para detectar la presencia de microburbujas en el organismo

O`Dive PRO

Una operación de buceo no se da por terminada hasta que el buzo se encuentra en superficie sano y salvo. Y eso implica también a los procesos descompresivos o los saltos a cámara.

La enfermedad por descompresión es una de las principales preocupaciones de los buzos cuando realizan las inmersiones. El cumplimiento de los protocolos y procedimientos adecuados por parte del equipo minimizan los riesgos de padecer esta dolencia. Y para ello, cualquier ayuda extra es bienvenida.

Medir las microburbujas

Esa es la razón de ser de O’Dive, un sistema de sensores por ultrasonido (utiliza tecnología Doppler ultrasónica) que monitoriza la presencia de microburbujas de gas inerte presente en el organismo de los buzos y que envía los resultados a una aplicación móvil.

Esta, los analiza y ofrece al buzo o al supervisor un informe de datos sobre el número de burbujas y su distribución por grados, algo que permite la posibilidad de adaptar los procesos descompresivos y tomar decisiones más conservadoras según cada caso.

Pruebas con buzos de la armada francesa

Una herramienta para la seguridad

O’Dive PRO se ha establecido como una potente herramienta que permite analizar la calidad de los procedimientos de descompresión, al considerar dos indicadores cuyo vínculo con el riesgo de padecer ED está demostrado científicamente: el perfil de inmersión (profundidad, tiempo de fondo duración, paradas de descompresión y gases respirables) y la cantidad de burbujas detectadas en el flujo sanguíneo del buzo después de la inmersión.

Se trata, en definitiva, de un servicio online de gestión de riesgos y apoyo a la toma de decisiones para los buzos y los responsables de seguridad en las operaciones que se realizan en medios hiperbáricos.

El principal objetivo de esta herramienta es incrementar la seguridad de los buzos. Permite disponer de datos en tiempo real para valorar la calidad de las descompresiones

Cómo se utiliza

Su uso es muy sencillo. Una vez que el buzo regresa a superficie, se toman las muestras colocando el sensor bajo su la clavícula izquierda, en primer lugar, y a continuación, bajo la derecha. Al igual que en las ecografías convencionales, hay que aplicar previamente un gel conductor.

Se precisan tan solo 20 segundos para registrar las señales. Durante el proceso, la aplicación a la que está conectada la unidad muestra la posición correcta del sensor a través de un led rojo-naranja sobre fondo azul, para garantizar un registro fiable.

Las señales se graban automáticamente en el dispositivo móvil y los parámetros de la inmersión realizada se completan manualmente o se importan de forma digital. Todo ello se envía a la central de datos (una plataforma auditada por la Agencia Nacional del Medicamento francesa), que devuelve un informe en la misma plataforma.

Toda la operación se realiza de forma autónoma por los propios buzos o supervisores en tan solo unos minutos, sin necesidad de apoyo adicional.

[Vídeo]

Aquí puedes ver cómo se realiza una medición con el O’Dive PRO

Señal clavicular

El análisis Doppler precordial (el que se realiza en el área del corazón) requiere entrenamiento para que la persona que lo lleve a cabo pueda registrar una señal de buena calidad. El Doppler es una señal de sonido fuertemente interferida por los ruidos cardíacos.

La monitorización subclavia (bajo las clavículas) propuesta por el sistema O’Dive, permite encontrar con mayor facilidad la posición correcta para una señal óptima. A través de su investigación, Azoth Systems también demostró que las burbujas detectadas en el nivel subclavio tienen mayor relación con el riesgo de ED que las detectadas en el nivel precordial.

Beneficios

Para las empresa de buceo comercial, en primer lugar, es interesante saber si los buzos están expuestos sistemáticamente a altos niveles de microburbujas, lo que implica que los procedimientos de descompresión probablemente no sean suficientes con respecto al esfuerzo que los profesionales llevan a cabo bajo el agua.

En la actualidad, muchos equipo están familiarizados con las modificaciones empíricas (conocido comunmente como ‘Jesus Factor’) a los perfiles de descompresión que a veces se practican para mejorar la seguridad en lugares de trabajo o condiciones de buceo específicos.

Por lo general, este tipo de modificación la realiza el supervisor, sin ninguna confirmación final de que fue necesaria o apropiada para las condiciones específicas del lugar de trabajo.

“Poder realizar un seguimiento personalizado de las descompresiones de cada buzo ofrece mucha confianza en una operación de buceo realizada en condiciones extremas”, César Capria, mánager general de Mohn Drilling Argentina

Basado en una comparación con otros lugares de trabajo, el reporte del nivel de microburbujas que ofrece el sistema O’Dive, provee al supervisor de una información más precisa sobre la situación. Esta información combinada con el servicio de ayuda en línea para la toma de decisiones entregado por Azoth Systems, supone un valor añadido para optimizar la seguridad de los buzos y la planificación de las operaciones de buceo.

Años de estudios, pruebas y recopilación de datos

Años de estudios y pruebas

Desde 2008, el equipo de Azoth Systems observó que los procedimientos descompresivos en algunas operaciones tenían margen de mejora, a pesar de realizarse con protocolos ya establecidos en la industria.

Desde 2013 comenzó a recopilar datos de inmersiones de todas las modalidades de buceo y de operaciones en otros medios hiperbáricos, que han servido para que la fuente de datos que ofrece su centro de informes sea muy fiable. Además, es una herramienta que se actualiza de forma recurrente, lo que hace que los reportes que se ofrecen a los buzos y supervisores se ajusten a datos recientes.

Empresas como la petrolera francesa Total o instituciones como L’Ecole Nationale des Scaphandriers han participado en los estudios previos a su desarrollo.

César Capria, mánager general de Mohn Drilling Argentina, ha probado el sistema en operaciones de larga duración. “Comprobar tan sencillamente que estás bien con tus descompresiones, colabora a la confianza en el trabajo, sobre todo en condiciones extremas, que inciden en estos procedimientos. Cada cuerpo es diferente, y con O’Dive se puede hacer un seguimiento personal de cada buzo.”, señala.
“El procedimiento es extremadamente sencillo de usar. Es solo prestar atención dónde y cómo colocarlo y bajar la aplicación creando un usuario para descargar los datos”, finaliza.


Desarrollado por buzos profesionales

Axel barbaud, CEO de Azoth Systems

Azoth Systems fue fundada en 2008 por Axel Barbaud, un ex oficial de la marina francesa a cargo de la seguridad del buceo para las fuerzas armadas del país galo.

Uno de los principales valores de la compañía francesa es la experiencia de su equipo. Además de ingenieros y especialistas en medicina hiperbárica, Azoth Systems está formado por antiguos buzos militares, instructores de buceo comercial y buzos de saturación de clase III/A.

Conocen de primera mano los principales riesgos de la profesión y dónde se localizan los puntos más delicados en las operaciones de buceo, cualquiera que sea su naturaleza.


Colaboración con DAN Europe

La fundación médico-científica de Divers Alert Network (DAN) invierte una parte significativa de sus ingresos en investigación para la mejora de la seguridad en el buceo.

Para Axel Barbaud, fundador de Azoth Systems, la idea de una asociación con DAN era natural. “O’Dive, que ha concentrado 12 años de trabajo de investigación de nuestro equipo, incluido el análisis de decenas de miles de inmersiones, también está ayudando a optimizar la seguridad de más de 1.700 buceadores en todo el mundo.

Este sistema también representa un cambio de paradigma, ya que permite implementar actualizaciones regulares de software y bases de datos en beneficio de la seguridad de los buzos”.

Sencillez y eficiencia

El sistema O’Dive está diseñado para manejarse de forma sencilla y con apenas unas indicaciones de uso. Se entrega en un kit que incluye los sets necesarios para llevar las grabaciones con total autonomía.

Azoth Systems, además, proporciona una formación completa sobre cómo utilizar el sistema, que normalmente se completa en medio día.

 

Más información (en inglés)

Podría interesarte