Nuevos tiempos para la formación de buceo comercial

159
Alumnos de OCÉANOS Escuela de Buceo Profesional

Una nueva etapa en las escuelas de formación en Buceo Comercial

El mundo académico está adaptándose a las nuevas circunstancias provocadas por la aparición del virus SARS-CoV y el confinamiento al que la población está viéndose obligada.
Las escuelas de buceo comercial están sabiendo adaptarse y continúan la formación de los futuros profesionales del sector, en diferentes partes del mundo.

Los nuevos métodos de estudio han venido para quedarse; esta crisis traerá cambios al sector del buceo

Responsables e instructores de los centros formativos coinciden en afirmar que “ahora más que nunca hay que seguir capacitado a nuestros buzos, para gestionar de la mejor manera la situación que afrontamos”.
Aspectos relacionados con la prevención en el centro de trabajo o la higiene personal y de los equipos, están siendo fundamentales para llevar a cabo las operaciones de buceo en este nuevo escenario. “Tan pronto conocimos de la amenaza del virus en Argentina, comenzamos a reforzar las formaciones de Técnico de Mantenimiento y usuario de Kirby Morgan para algunas empresas de sector offshore”, explica Hernán Rodríguez de la escuela HS Training. “Hemos hecho hincapié en la desinfección de los reguladores, los cascos y de las máscaras después de cada buceo. Todo un procedimiento y protocolo de cómo se tiene que manejar el personal en el frente de trabajo”, especifica.

Esta es una noticia recogida en el Nº11 de SubaQuatica Magazine (p34 y p35, que puedes leer AQUÍ).

También puedes pedir tu revista a papel en ESPAÑA o LATINOAMÉRICA pinchando AQUÍ

Muchas compañías del rubro están al servicio de sectores esenciales de los que dependen los suministros de energía, agua o combustible para la población. La industria del gas y el petróleo es el más claro ejemplo de ello, ya que centenares de compañías de servicios subacuáticos siguen dando soporte en todo el mundo.
Es el caso de México, donde el instructor del Instituto de Buceo Comercial TechDiving, Irineo Castillo, comenta que “las empresas pueden necesitar personal en los próximos meses, así que debemos preparar a los profesionales en vista de la más que probable demanda”.

Tanto HS Training como Techdiving habían comenzado a impartir los cursos para la certificación ADCI de los buzos en Latinoamérica y el Caribe cuando sobrevino la pandemia. Se trata de un programa formativo que la industria de la región llevaba demandando años, para la mejora de la capacitación de la población de buzos. La solución para continuar con el programa ha sido adaptar las clases teóricas al mundo digital, tras el permiso concedido por la Association of Diving Contractors International (ADCI), las escuelas
“Estamos cumpliendo con el plan que marca la ADCI sin que se detenga la preparación de los futuros profesionales”, comenta Castillo
Y es que los nuevos métodos de estudio “han venido para quedarse”, sostiene Javier Ferrán (España) de Océanos Escuela de Buceo Profesional. La crisis de la Covid-19 provocará cambios profundos en el sector y los centros docentes debemos estar a la vanguardia de esto. En nuestro caso, pretendemos que los cambios se produzcan en el centro y que eso se traslade al sector a través de las empresas que contratan a los buzos formados para esta nueva realidad. Habrá que trabajar con nuevos protocolos y procedimientos en todos los aspectos y debemos ser nosotros los primeros en prever todos esos cambios”, afirma.

La formación online: la alternativa

Las escuelas consultadas por esta revista, coinciden en que la respuesta del alumnado y el proceso de aprendizaje están siendo satisfactorio. Los contenidos teóricos se imparten a través de plataformas online, que responden a las necesidades que requiere tanto el personal docente,como el alumno. En general, los instructores se sienten gratamente sorprendidos con la buena adaptación al sistema.Esta alternativa ha salvado las circunstancias de muchos alumnos que viajaron en las semanas previas a la declaración de pandemia global. Muchos de ellos se desplazaron a países vecinos en Latinoamérica y están pudiendo seguir con sus lecciones. El respaldo de las escuelas en este sentido ha sido total para “no frenar la previsión en el plazo de certificación y su entrada al mercado laboral”, explica Hernán de HS Training . Además, el esfuerzo económico de muchos de ellos, ha sido un argumento de peso para que los centros hayan adaptado los cursos con la máxima premura.

Diana Valderrama (Chile), del Centro de Buceo PROSUB, comenta que “las nuevas tecnologías son una oportunidad para el aprendizaje. Las escuelas debemos intensificar su uso en los métodos de estudio”.
Sin embargo las clases prácticas, tendrán que esperar al cese del estado de alarma o confinamiento, puesto que los instructores tienen claro que “éstas deben ser presenciales”. Incluso los cursos de mantenimiento de Kirby Morgan requieren de la asistencia del alumno, según las consultas realizadas a DiveLab por los centros oficiales.

Podría interesarte