«Las mujeres estamos demostrando que podemos trabajar como buzos profesionales»

112
Helena LLorens con su compañera Nockoa Gómez
Helena LLorens con su compañera Nockoa Gómez

Las Mujeres podemos trabajar como buzos profesionales

Helena Llorens Vicente, de 29 años, es natural de Castelló de la Plana y residente en Cádiz. De pequeña, bucear y aguantar el máximo tiempo posible era todo un reto y de ahí pasó a hacer buceo deportivo desde los 16 años. Su relevación llegó en 2008 cuando realizó un curso de PADI y supo que explorar el fondo del mar era su sino. Así que se tituló en 2018 en Técnico en Operaciones subacuáticas e hiperbáricas de l’Escola Nauticopesquera de l’Ametlla de Mar, para poder desarrollar su pasión por la arqueología subacuática.

Ha realizado el máster en Arqueología náutica y subacuática de la Universidad de Cádiz y algunos cursos relacionados con el trabajo de buceo profesional. Su objetivo es seguir creciendo en este campo puesto que aprender me encanta.

Como buzo profesional ha realizado dragados, participado en obras y encofrados, pero, sobre todo, ha trabajado en limpiezas e inspecciones de barcos. En los Últimos meses también ha trabajado en emisarios, mantenimiento de puertos y dragados.

En un futuro le gustaría dedicarse por completo al buceo y, sueña con llegar a ser instructora de buceo profesional. Seguir atada a la arqueología subacuática sería es escenario perfecto donde seguir investigando y poder desarrollar todos los conocimientos adquiridos como buzo profesional. ”Considero que las aptitudes y habilidades que el buceo profesional me ha aportado son muy útiles para la arqueología”, sostiene Helena. 

“Soy consciente de que este trabajo en el buceo comercial es muy duro y que, como persona, tengo unos límites que van más allá del hecho de que sea mujer. Sin embargo, y como bien me dijo otra amiga buzo, las mujeres estamos demostrando que podemos hacer este trabajo y animo a todas aquellas que tengan dudas a que lo prueben”, concluye nuestra protagonista.

Podría interesarte