Embarcaciones a medida desde Galicia para aguas de todo el mundo

249
Elimat P750, una embarcación insumergible

Elimat, fabricante de embarcaciones de trabajo, recreativas y acuicultura

Elimat, una empresa con sede en el polígono de Espíritu Santo, en Cambre, construye embarcaciones que navegan por los mares de casi todo el mundo.
Desarrolla una amplia gama con los mejores materiales: polietileno de alta densidad para las condiciones más extremas y aluminio o acero para trabajo y pasaje profesional.
Las lanchas son utilizadas para desarrollar operaciones portuarias: mantenimiento de diques, revisión de cascos de buques, inspección y reparación de cadenas y muertos de bateas.
También son muy solicitadas para labores de acuicultura: el mantenimiento de las jaulas y viveros, y retirada del pescado.

La sociedad cambresa también está especializada en el diseño y construcción de naves de salvamento. De hecho, el Grupo de Rescate Acuático (GRA) de los bomberos de A Coruña opera en una unidad creada por Elimat.
Grupo de Rescate del Cuerpo de Bomberos de A Coruña
En el caso de las lanchas de poliuretano, también son contratadas por empresas rusas, «ya que su resistencia es compatible con el hielo que flota en las aguas de esa zona del mundo», explica Juan Carlos Díaz, director de Elimat.

Asegura que ante cualquier colisión, incluso de gran intensidad, «el material que utilizamos hace que el barco rebote», subraya.
En cuanto a las embarcaciones destinadas a acuicultura, la sociedad cambresa construyó lanchas para Canarias, Murcia y Alicante, en otros puertos extranjeros del Mediterráneo. «También hemos hecho  lanchas hasta para Trinidad Y Tobago», recuerda Díaz.
En la dársena de Oza se encuentran dos embarcaciones recién construidas que se suman a otras cuatro que la empresa construyó para realizar excursiones por el Algarve, en Portugal, por parte de distintas navieras
Están diseñadas para costear los acantilados del Algarve, «incluso navegar por las cuevas marítimas», explica el propietario. Sus características también les permiten navegar entre delfines u otras especies de la fauna marina.
Elimat 700SS, embarcación de uso recreativo
Cuentan con dos motores que suman más de 1.000 caballos, y le permite alcanzar una velocidad de 37 nudos, casi 69 kilómetros por hora. Con estas prestaciones pueden realizar piruetas que solicitan los clientes.

Estas dos lanchas diseñadas por Elimat tienen 13,95 metros de eslora, y están diseñadas para llevar 48 pasajeros, y se manejan con solo dos tripulantes.

Materiales de fabricación en Elimat

Elimat construye sus embarcaciones con dos materiales fundamentales. Por un lado, el polietileno de alta densidad, que ofrece una gran resistencia al impacto y la corrosión, a la que es prácticamente inmune, además de no establecer acción galvánica alguna en partes metálicas de la embarcación, como motores, defensas y accesorios, confieren a la embarcación una larga vida, reduciendo el mantenimiento a una sencilla limpieza del casco con agua a presión. No será necesario aplicar pinturas, ánodos ni otro tipo de protección a sus cascos.

La gama de estas embarcaciones abarca esloras de 18 metros, con motorizaciones fueraborda e intraborda con cola propulsora, hidrojet o ejes, pudiendo ofertar bajo pedido otras esloras. Todas las construcciones dispones demarcado CE y de homologaciones de la Dirección General de Marina Mercante como embarcaciones de trabajo.

Estas embarcaciones parten de un acabado básico, al que se le pueden añadir elementos estándar como escalas abatibles, asientos para el timonel, parabrisas, defensas de motor o botalones, además de otro de diseño específico para cada cliente.

Por otro lado, Elimat emplea el aluminio en la construcción de embarcaciones de pasaje profesional y embarcaciones de trabajo de hasta 19 metros, gracias a las ventajas que ofrece frente a otros materiales, como demuestra su uso continuado en países de gran tradición y cultura marinera.

Elimat ofrece un servicio integral

da con cola propulsora, hidrojet o ejes, pudiendo ofertar bajo pedido otras esloras. Todas las construcciones disponen del marcado CE y de homologaciones de la Dirección General de Marina Mercante como embarcaciones de trabajo.
Estas embarcaciones parten de un acabado básico, al que se le pueden añadir elementos estándar como escalas abatibles, asientos para el timonel, parabrisas, defensas de motor o botalones, además de otros de diseño especifico para cada cliente.

Elimat ofrece a sus clientes y para todos sus equipos un servicio integral. Es decir, un detallado asesoramiento previo y estudio de las necesidades y un servicio posventa eficaz, que incluye las reparaciones y el mantenimiento en caso de ser necesarios y que se extiende para todo tipo de sectores e industrias.

Más información sobre productos y servicios en www.elimat.es

Fuente: La Voz de Galicia y Elimat 

Podría interesarte