“El Centro de Buceo de la Armada tiene una visión del buceo de 360 grados”

524
Capitán de Navío Eduardo Matres Manso

Entrevista al Capitán de Navío Eduardo Matres comandante del CBA

El Capitán de Navío Eduardo Matres Manso (Madrid, 1967) ocupa el cargo de Comandante del Centro de Buceo de la Armada y Director de la Escuela Militar de Buceo desde el pasado mes de julio. Releva al capitán de navío Joaquín Vegara Jiménez, que ha desempeñado el cargo durante los últimos tres años.

Matres Manso ingresó en la Escuela Naval Militar en 1986. Fue promovido a Alférez de Navío en 1991. Se formó como Buceador de Combate en 1992. Además, es diplomado en Estado Mayor y especialista en Artillería.

Ha desarrollado su carrera profesional a bordo de diferentes buques de superficie y unidades de buceo, destacando el destino en la Unidad Especial de Buceadores de Combate (UEBC) y los mandos del Patrullero ‘Marola’, el Buque de Salvamento y Rescate ‘Neptuno’ y la Fragata ‘Numancia’.

También ha desempeñado destinos en tierra, en el Estado Mayor de la Armada, la Dirección General de Política de Defensa y la Jefatura de Apoyo Logístico.

 

¿Cuál ha sido su vinculación al mundo del buceo?

Siempre estuve muy interesado en los cuerpos de operaciones especiales. Como Oficial del Cuerpo General de la Armada, en los años en los que era Alférez de Navío, la única posibilidad de tener relación con el mundo de las operaciones especiales era realizando el Curso de Buceador de Combate.

 

¿Qué importancia tiene la formación para el CBA?

La Escuela Militar de Buceo es actualmente el principal centro docente donde se imparte formación de buceo básica para las Fuerzas Armadas y depende funcionalmente de la Dirección de Enseñanza Naval. Por tanto, un programa formativo de calidad y totalmente actualizado son de vital importancia para el CBA.

 

Cuáles son los principales objetivos del CBA y la EMB

La transformación de la antigua Escuela de Buceo de la Armada a la actual Escuela Militar de Buceo en 2018 implica una serie de retos. Uno de los principales pasa por estar al día en todas las técnicas y equipos de buceo, teniendo en cuenta que es un campo que evoluciona con mucha rapidez. Cada vez está más implantado el uso de drones submarinos o rebreathers electrónicos y hay que implementar toda la formación sobre su uso y operatividad, sin descuidar su mantenimiento o el estudio de nuevas aplicaciones. Desde el CBA y la EMB vemos la formación desde el ámbito de los 360 grados, puesto que no sólo atendemos la parte operativa del buceo, sino que también atendemos a otros aspectos igual de importantes como la doctrina de buceo o la medicina subacuática. Intentamos ver en la escuela el buceo en sus 360 grados. Eso en sí es un reto constante.

Otro de los objetivos es seguir desarrollando la apertura internacional de la escuela. Actualmente tenemos en el centro una delegación alemana, cuyo objetivo es deslocalizar parte de su programa formativo y llevarlo a cabo en Cartagena. Ellos traen sus instructores y hacen uso de nuestras instalaciones. El CBA está participa  y colabora cubriendo cualquiera de las necesidades que les puedan surgir. Nosotros aprendemos de su forma de impartir su formación y ellos de la nuestra. Esto redunda en una colaboración y una sinergia que puede dar muy buenos resultados.

El CBA y la EMB tienen como retos estar siempre al día en la formación y utilización de nuevas tecnologías y equipos aplicados al buceo.

Tanto el CBA como la EMB colaboran desde hace años con entidades civiles ¿sigue siendo esta la dinámica?

La relación del CBA con entidades como la Universidad de Murcia tiene ya una larga trayectoria. Participamos desde principios de la década de los 80 en las ‘Aulas del Mar’, donde se han formado más de 3.000 alumnos civiles en los distintos cursos del entorno marino que se programan. Esto es importante porque impulsa el conocimiento mutuo entre los profesionales civiles y militares, a la vez que nos acerca de una manera directa y provechosa al ciudadano. Las personas que participan año tras año sale encantada, no solo por la calidad de la formación que reciben, sino por la calidez humana que les dispensa el personal militar. Por supuesto, ya sea con estas iniciativas o con otras de las que también formamos parte, es nuestra intención seguir colaborando con distintas entidades de formación o de investigación.

 

En qué medida es el CBA una referencia para el entorno del buceo en España

El CBA sigue siendo a día de hoy el principal organismo asesor del Ministerio de Fomento en materia de normativa para el buceo. Las tablas de buceo publicadas en el D-BC-01 (‘Doctrina de Buceo en la Armada’) siguen siendo  de referencia para cualquier actividad subacuática, de acuerdo a una resolución de 2 de febrero de 2017 de la DGMM, que establece en su ‘Apartado I’ que, para efectuar la descompresión se establecen como reglamentarias las tablas anteriormente citadas.

Si queremos seguir siendo un centro de referencia tenemos que abarcar el buceo no solo desde una perspectiva militar, sino que debemos estar en continuo contacto con todas las operaciones subacuáticas que se realizan en otros ámbitos, incluido, por supuesto, el comercial. El mundo del buceo está en continua evolución y por ello necesitamos estar siempre a la vanguardia. Como comentábamos anteriormente, el CBA cuenta con un amplio conocimiento en la última tecnología incorporada al entorno del buceo.

 

Igualmente, el CBA es también un importante centro de pruebas para gran cantidad de equipos de distintos fabricantes

Sí, muchos fabricantes solicitan a través de los cauces pertinentes que probemos sus equipos o sistemas. En el CBA realizamos pruebas muy exigentes, con las que verificamos no solo la bondad técnica del equipo, sino también su resistencia, durabilidad o la facilidad de mantenimiento, a la vez que podemos asesorar sobre sus distintas aplicaciones u operatividad. Hoy en día quedan pocos equipos exclusivamente diseñados para el entorno militar, con lo que nuestra visión de los mismos es siempre más global. Actualmente, estamos colaborando en la definición de requisitos técnicos para desarrollo de un ROV, adaptado a nuestras operaciones de buceo, de búsqueda, localización y recuperación de objetos y que pueda ser empleado por nuestros equipos operativos. Igualmente, en un futuro cercano, colaboraremos en el desarrollo de vehículos autónomos submarinos no tripulados de bajo coste capaces de ser operados desde una embarcación. En definitiva, en la Armada estamos convencidos de que esta área representa grandes oportunidades de desarrollo y de evolución y que debería ser una capacidad habitual disponible en las unidades de buceo.

Buzo de la Armada Española en un lago helado en Panticosa (Huesca)

 

 

En materia de normativa ¿cuáles son los documentos de referencia para el CBA?

Para la Armada, como hemos referido anteriormente, el D-BC-01 es el documento de referencia. Esta doctrina bebe en buena medida de la doctrina americana que se recoge en el ‘U.S. Navy Diving Manual’. En este sentido, contamos de forma permanente con un oficial destinado en la Naval Diving and Salvage Training Center (NDSTC) que nos permite estar al tanto y compartir información de primera mano con una marina de primer orden a nivel internacional.

De forma paralela, también tenemos otra publicación, denominada D-BC-02 (Procedimientos de Intervención Subacuática con Equipos de Buceo), que es más específica o de carácter más militar y que ha sido redactada en base a la experiencia de las operaciones subacuáticas realizadas en el seno de la Armada Española. Forman parte de dichas experiencias las operaciones llevadas a cabo en el Buque de Salvamento y Rescate ‘Neptuno’, con la Unidades de Buceo o con cada equipo que hemos ido adquiriendo. Todos tienen su capítulo específico en esta publicación, que se va actualizando o corrigiendo según se van realizando nuevas intervenciones o pruebas.

 

La seguridad, por tanto, es de vital importancia

La seguridad es el pilar fundamental en el que nos basamos para todas nuestras operaciones. Muchas veces los conceptos de seguridad y rapidez no son conciliables. Y en el buceo menos aún. De esta forma, si queremos avanzar en una nueva técnica, lo hacemos poco a poco, puesto que queremos contar con todas las garantías de seguridad.

 

La investigación es otro de los puntos de referencia para el CBA ¿qué novedades nos puede adelantar al respecto?

Recientemente, tras la adquisición de un novedoso equipo de circuito cerrado y semicerrado, el CBA ha desarrollado los procedimientos de descompresión adaptados a los tipos de emisión del mismo. Para ello, se creó un equipo multidisciplinar que contó con personal tecnólogo de buceo, personal de sanidad y personal técnico, en concreto una Licenciada Química. Esto refleja la idea que le comentaba con anterioridad del buceo en sus 360 grados. Abordamos el buceo desde todas las perspectivas y eso nos permite profundizar de una forma rigurosa en nuevas técnicas, procedimientos y nuevos equipos.

Respecto a líneas de investigación que estamos llevando a cabo en la actualidad, podemos destacar dos: una primera sería el estudio sobre las utilidades de la ecografía en el diagnóstico de las patologías relacionadas con el buceo, que se lleva a cabo en colaboración con el Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia. Mediante técnicas de ecocardiografía se evalúa la presencia de lesiones compatibles con el edema pulmonar de inmersión (EPI), cuyas causas no habían sido estudiadas en profundidad hasta el momento, así como las formas de prevenirlo; por otra parte, estamos efectuando un estudio sobre afectación auditiva, en colaboración con la Universidad de Coimbra (Portugal), con el que se evalúa el impacto de la actividad en el aparato auditivo del buzo tanto novel como veterano, con el objetivo de prevenir posibles lesiones invalidantes o que puedan convertirse en crónicas.

Podría interesarte