El buzo mariscador fallecido en Chile pudo tener problemas con el suministro de aire

1.322

Malas condiciones laborales de los buzos recolectores

El accidente mortal del buzo mariscador José del Carmen Guentelicán Ulloa (54 años), fallecido el pasado día 9 de septiembre en la Isla de Chelín (Castro-Chile), reabre el debate sobre las condiciones laborales de los buzos mariscadores.

El presente año está siendo trágico en el sector acuícola y de extracción de productos del mar en diferentes países de Latinoamérica, donde Chile se está llevando la peor parte debido a que es uno de los grandes productores mundiales.

Alrededor de 17.000 buzos se dedican a labores de pesca y mantenimiento en instalaciones acuícolas, además de un importante número que pescan de manera independiente en el litoral chileno.

El correcto uso de los equipos de buceo y su mantenimiento, son dos aspectos relevantes en los accidentes mortales que están ocurriendo. Además, el incumplimiento de las normas de seguridad para las titulaciones de los buzos en Chile, es otro de los grandes problemas del sector, según ha podido conocer SubaQuatica Magazine en diferentes consultas en las últimas semanas entre los buzos chilenos. Por último, la escasa formación de los buzos está siendo determinante en esta suerte de sucesos.

 

Problemas en el suministro de aire pudo ser la causa del fallecimiento

José del Carmen Guentelicán

Según las primeras hipótesis, el malogrado pescador pudo tener un fallo en la manguera de suministro de aire, mientras estaba en el fondo recolectando pulpo.

En estas labores de recolección de pequeños grupos de buzos recolectores, así como en las tareas de captura de especies en las piscifactorías de la región, se suele usar el equipo en hooka, que ofrece suministro de aire desde la superficie. Este sistema es el más usado en los accidentes mortales registrados en decenas de países y uno de los que ofrece menos garantías según diferentes técnicos de prevención de riesgos laborales del sector.

Guentelicán Ulloa fue rescatado por los compañeros que le asistían a bordo de la lancha Yelcho II. Al parecer, había otros tres tripulantes en ésta – familiares de la víctima- quienes intentaron darle auxilio. Uno de los tripulantes, también buzo, se lanzó al agua para asistirlo, sin embargo, al momento de ubicarlo ya se encontraba sin vida

El cuerpo del hombre de mar fue trasladado en el Yelcho II hasta Castro, donde personal de la Gobernación Marítima inició el procedimiento sobre el caso.

La embarcación no tenía permiso

Según fuentes conocedoras del caso a nivel local, exponen que se ha abierto una investigación penal para determinar responsabilidades en el caso. Aunque los detectives descartaron la intervención de terceros en la muerte, si se estaría configurando un eventual cuasidelito* de homicidio dado que la nave zarpó sin el permiso respectivo.

La víctima era parte de la tripulación de la lancha a motor Yelcho II con inscripción n.° 960399 y matrícula n.°4532 de la Capitanía de Puerto de Ancud, y responsabilidad de su hermano M.A.G.U., la cual había zarpado sin el permiso correspondiente.

José del Carmen Guentelicán Ulloa era un conocido exdirigente deportivo y de la pesca artesanal de la comuna de Ancud.

 

*Cuasidelito: Según el Defensor Regional José Luis Craig, es un acto que sólo se comete con culpa, negligencia o falta de cuidado, por lo que el imputado sería tratado en forma más benigna por la justicia, esto es con una sanción más baja dado que no habría intención de causar un mal.

 

FUENTE: El Insular La opinión de Chiloé, SubaQuaticaMagazine

Podría interesarte