El buceo profesional chileno reclama medidas urgentes ante la alarmante situación del sector

69
El buceo profesional en Chile acumula una alta tasa de siniestralidad laboral

El buceo profesional en Chile

Chile es posiblemente el país con la población de buzos más extensa del mundo, con un censo estimado de 30.000 buzos, repartidos en distintas industrias y actividades económicas.

Esta cifra de profesionales y el gran volumen de trabajo para el gremio contrasta con los niveles de seguridad y con sus condiciones sociolaborales.

El país andino registra una tasa de siniestralidad alarmante. Sin ir más lejos, pocos días antes de concluir el año 2021, se produjo un accidente mortal. Y el nuevo año comenzaba igualmente trágico, con el fallecimiento de un buzo acuícola.

Las voces que llegan desde el buceo chileno hablan de pocas inversiones en equipos, de salarios muy bajos, de contratos precarios y, sobre todo, de una falta de regulación en materia de normativa.

«Los buzos chilenos necesitamos con urgencia una regulación a nivel estatal que fije condiciones de seguridad y laborales dignas»

Entrevista

SubaQuatica Magazine ha contactado con Claudio Faundez, presidente del Sindicato Nacional Buzos de Chile (SNBC), para conocer de primera mano la situación del sector y cuáles serían los pasos a seguir para conseguir tan ansiadas mejoras.

Claudio Faundez, presidente del Sindicato Nacional Buzos de Chile

P – Señor Faundez, el año 2022 se ha iniciado con una nueva tragedia en el sector acuícola ¿cuáles son los principales motivos de la precariedad general de los buzos en Chile?

R – En Chile hay varios factores que afectan negativamente al buceo. La falta de una regulación del buceo a nivel estatal provoca una continua situación de incertidumbre entre los buzos, que no conocen realmente cuáles son las condiciones de su trabajo en cada categoría.

Además, esta desregulación facilita que para crear una empresa de buceo no se precisen grandes requisitos. Basta con tener un equipo de buceo y el contacto de los clientes que necesitan servicios. Y esto es muy peligroso.

Los últimos años están resultando especialmente trágicos (15 accidentes mortales en los últimos 12 meses) ¿cuáles son las principales reclamaciones del SNBC en materia de seguridad para los profesionales?

Desde los comienzos del sindicato, nuestra lucha se enfocó en conseguir una nueva legislación para el sector. Estamos pidiendo que los políticos nos escuchen y poder aportar nuestros conocimientos para regular el buceo de forma correcta.

El país ha salido recientemente de unas elecciones presidenciales que han traído un nuevo Gobierno ¿el ejecutivo saliente realizó algunas gestiones para mejorar las condiciones del sector?

Con el Gobierno anterior no pudimos programar nada en firme, ni propuestas ni reuniones.

En las próximas semanas estaremos en Santiago de Chile para reunirnos con el gabinete de Gabriel Boric, el nuevo presidente electo de la República.

Nuestra intención es exponerles nuestras demandas y presentar nuestros 6 grandes proyectos para mejorar el buceo en Chile.

Como representante sindical y conocedor de la situación ¿cuáles cree usted que deben ser los primeros movimientos del recién elegido gobierno para mejorar las condiciones y luchar contra la alta siniestralidad?

Necesitamos que el nuevo gobierno plantee unas medidas claras y directas, que produzcan un cambio radical en el buceo chileno.

Desde el SNBC, creemos que esas propuestas deben encaminarse a conseguir los siguientes hitos:

  • modificación de la ley de mutualidad;
  • modificación de la ley de trabajo pesado;
  • creación de un estatuto laboral de protección del buzo;
  • profesionalización de la actividad del buceo en Chile con carreras técnicas;
  • reconocimiento como patrimonio vivo a todos los buzos mariscadores y sus asistentes
  • y, por último, búsqueda de nuevos mercados para mejorar los bajos precios de los productos y beneficios.

¿Qué opina usted sobre el uso de técnicas de buceo como el buceo autónomo o el hookah en actividades de buceo profesionales, desde la acuicultura, los bentónicos o el comercial?

El hookah es una técnica totalmente desaconsejada para buceo profesional, y sobre todo para las riesgosas faenas de las salmoneras.

Desgraciadamente, se usan en muchas granjas poniendo en peligro diariamente a cientos de buzos.

Sabemos que en otros lugares se está usando el suministro desde superficie en este gremio con muy buenos resultados. Sería muy positivo adoptar estas medidas que funcionan bien.

Usted ha declarado en múltiples ocasiones que es fundamental una unión más fuerte de los buzos del país. En este sentido ¿qué cree que le puede aportar este sindicato a los buzos?

Sin duda, el Sindicato Nacional Buzos de Chile se estableció como una plataforma para exponer y defender los derechos, humanos, laborales, de seguridad y de salud de los buzos y que puedan tener más fuerza y respaldo a nivel estatal.

Podría interesarte