CCOO lanza una campaña en defensa de la seguridad y salud del trabajo de los buzos profesionales

789

 

Con el objeto de situar en la agenda política preventiva las carencias en salud laboral de algunas actividades, hemos lanzado una campaña que reivindique un trabajo seguro y saludable en el colectivo de los buzos profesionales y la reivindicación de coeficientes reductores en la jubilación para una actividad de alta peligrosidad.

La Agrupación Estatal de Buzos Profesionales y el Subsector de Acuicultura del Sector del Mar de CCOO planteó alegaciones al Real Decreto 550/2020, de 2 de junio, por el que se determinan las condiciones de seguridad de las actividades de buceo, ya que consideramos que el texto aprobado, sin consenso ni diálogo de ningún tipo, retrocede décadas en cuestiones tan importantes y graves como la seguridad de nuestros buceadores.

Este RD, incomprensiblemente, relaja las condiciones de seguridad en el buceo profesional en un sector en el que por desgracia, debemos lamentarnos de accidentes mortales con cierta regularidad.

El buceo profesional es una actividad profesional especialmente peligrosa según la normativa preventiva, sabemos que la siniestralidad es elevada aunque no existan datos oficiales.

Desempeñan peligrosas labores de reparación, mantenimiento e inspección en presas, pantanos, puertos, boyas, acuarios, piscifactorías, tareas de salvamento y rescate, e incluso revisiones en plantas nucleares,etc. La exposición al frío, la humedad, cambio de presión, son condiciones prevalentes en esta actividad que tienen consecuencias sobre la salud.

Sufren enfermedad descomprensiva con consecuencias muy graves, atrapamiento en revisión de amarres y redes, accidentes por otros seres vivos como en la captura de atunes, esto supone que abandonen la profesión en edades tempranas, con el aumento de la edad se agudizan los problemas en la salud. Por eso demandamos jubilación anticipada a través de la implantación coeficientes reductores.

Podría interesarte