Análisis de un accidente mortal a causa de Delta P o presiones diferenciales de agua

1.387

Análisis de un accidente mortal a causa de Delta P

Una de las causas que más frecuentemente se repiten en los accidentes mortales en buceo profesional son los atrapamientos, con origen en presiones diferenciales de agua en grandes instalaciones o por el uso de máquinas de succión. Este fenómeno se denomina Delta P y es una de las principales causas de siniestralidad a nivel mundial. Ver qué es Delta P

A continuación SubaQuatica Magazine a hacer un análisis de un accidente mortal ocurrido el 21 de octubre de 2014 en una central térmica en España, con el objetivo de arrojar luz sobre este tipo de casos y prevenir situación de esta naturaleza. Iván Ciudad Valls, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales, es el autor del siguiente artículo, publicado en el número 7 de nuestra revista. (Puedes leer sobre el caso en la versión digital de la revista)

 

ANÁLISIS DE CAUSAS

Señalizar los mecanismos de acción de las instalaciones es básico.

En primer lugar, se identifican como causas inmediatas una serie de actos inseguros como son:

1) No señalizar o advertir de la zona de succión de la campana que estaba funcionando – no estando debidamente delimitada- por lo que el trabajador se encontraba en una zona peligrosa, entendiendo como tal aquella en la que la presencia de un trabajador entrañe un riesgo para su seguridad y salud.

2) Realizar el trabajo con las instalaciones en marcha, ya que, aunque se tenía que actuar en la campana que estaba parada, la campana que funcionaba estaba situada a un metro y medio de ella, con lo cual aportaba o generaba el riesgo de succión, agravando la propia actividad de riesgo que realizan los buzos.

En segundo lugar, existe una condición peligrosa como es la ausencia de protecciones y resguardos. La campana que succionó al trabajador estaba abierta por completo, sin que dispusiera de ningún tipo de protección colectiva que impidiera que el trabajador pasara al conducto o tubería del sifón. Tampoco existía un sistema de parada de emergencia.

 

CAUSAS BÁSICAS

La colocación de rejillas evita la succión del buzo

A su vez, estas causas se deben  principalmente a la concurrencia de los siguientes factores:

1) factores personales, como la falta de conocimiento. El trabajador desconocía por completo la capacidad de succión que tenía la campana, debido a que no fue facilitada la medición, las instrucciones ni la información de dicho riesgo. El buzo accidentado tan sólo sabía que funcionaba porque se lo habían dicho y por el rudimentario sistema que llevó a cabo para comprobar que efectivamente funcionaba la succión.

2) factores de trabajo, como una supervisión insuficiente originada por la ausencia de vigilancia y control por parte de la empresa principal. Igualmente, una falta de recursos preventivos requeridos, teniendo en cuenta que se trataba de una actividad con riesgo de ahogamiento y de succión. Y además, a normas de trabajo deficientes, ya que no se había llevado a cabo la adecuada estimación del riesgo. Es decir, no se había valorado la probabilidad de que se materializase y las consecuencias que ello suponía, ni se habían establecido normas de trabajo adecuadas para controlarlo.

 

LA IMPORTANCIA DE LA PLANIFICACIÓN

La planificación y la coordinación de las operaciones es esencial

Finalmente, existen fallos en el sistema de prevención de riesgos laborales debidos a la planificación, ya que la empresa principal no planificó los trabajos priorizando la seguridad y la salud de los trabajadores cuando estaba aportando el riesgo de succión al mantener el equipo en marcha:

1) Fallos en la evaluación de riesgos laborales del puesto de buzo, ya que no se había detectado el riesgo que se materializó y ocasionó el accidente de trabajo.

2) Otros fallos en los procedimientos planeados del trabajo debido a ausencia/deficiencias de permisos y/o procedimientos de trabajo en intervenciones peligrosas (actividades subacuáticas y espacios confinados). Procedimientos inexistentes, insuficientes o deficientes para la coordinación de actividades realizadas.

3) Fallos en la preparación para emergencias, ya que no había establecido un sistema de emergencia que se activara inmediatamente una vez ocurrido el accidente, y aunque no lo evitara, sí al menos podría haber minimizado sus consecuencias.

4) Se identifican fallos en el sistema de formación/información de los trabajadores pues no se había informado al trabajador de los riesgos específicos que afectaban a la tarea que tenía que realizar, ni de las medidas de protección y prevención aplicables a dichos riesgos.

5) Finalmente existen deficiencias en la coordinación de las actividades empresariales realizadas, pues no se había previsto, entre la empresa en la que trabajaba el fallecido y el cliente, una organización derivada de las posibles situaciones de emergencia que se pudieran dar, y la previsión de las medidas necesarias a adoptar. No existía contacto directo entre el lugar donde se desarrollaban los trabajos y la sala que controlaba el funcionamiento de los sifones.

 

CONCLUSIONES FINALES

Este análisis este caso concreto, desde una perspectiva de prevención de riesgos laborales, pone de manifiesto la multicausalidad de los accidentes de trabajo. Conocer los problemas de fondo que originaron las condiciones en las que sucedió el accidente nos debe hacer reflexionar si estamos en el buen camino para que esto no se vuelva a repetir.

Podría interesarte