Los buceadores de la Acuicultura abogan por el uso del equipo de suministro desde superficie

4.410
Jaulas Acuícolas en el Levante español

Los trabajadores de la Acuicultura negocian su convenio

El pasado mes de mayo comenzó la negociación del convenio colectivo del sector de la Acuicultura en España, un documento que tendrá vigencia hasta 2020 y por el que se regulará la actividad de los buceadores de esta modalidad. El sector acuícola registra un alto índice de siniestralidad entre los buceadores que trabajan en estos cultivos y es por eso que exigen extremar sus normas de seguridad subacuáticas. La propuesta más ambiciosa presentada por los sindicatos se refiere a la sustitución del equipo autónomo por el uso del suministro de aire desde superficie (SDS). Pero ésta no es la única demanda que el colectivo social ha presentado en busca de una mejora de sus condiciones laborales”. En la mesa de negociación constituida para el convenio, la parte social (1) está integrada por Comisiones Obreras (2) (CC.OO), la Unión General de Trabajadores (UGT) y la Confederación Intersindical Galega (CIG), tres sindicatos que tendrán en frente a la Asociación Empresarial de Acuicultura de España, APROMAR (3). Esta última es un conglomerado compuesto por 34 empresas productoras y alrededor de una docena de asociaciones y asociados relacionados con la actividad. La misión de ambas partes será la de adecuar el nuevo convenio a las condiciones laborales y económicas actuales, desde la firma del último convenio en 2015. Desde los sindicatos opinan que es “necesario renovar muchos puntos que se acordaron años atrás en plena crisis económica y que ahora deben responder a otra realidad económica muy distinta”, explica a SubaQuatica Magazine Fran Díaz, coordinador del Subsector de Acuicultura y miembro de la Dirección de la Agrupación de Buzos de CC.OO.

 

Una negociación ardua y prolongada

Los últimos acontecimientos en el sector acuícola y la parapetada postura que la patronal viene mostrado en las primeras reuniones, auguran una negociación dura que se prolongará durante bastantes semanas. Los convenios colectivos en esta modalidad se renuevan cada tres años y el que está vigente desde 2015, guarda acuerdos en los que “tuvimos que ceder por la crisis económica que existía años atrás en el país”, explica Fran Díaz, quien no descarta que pueda haber movilizaciones de los trabajadores “si no llegamos a un consenso en algunos puntos vitales”.

Las mejoras que proponemos desde CC.OO. son ambiciosas con respecto a las que recoge el actual convenio, pero es momento de devolver a los trabajadores las condiciones sociales y laborales que perdimos con la crisis e introducir otras que respondan a la realidad y necesidades del sector.  Fran Díaz coordinador del Subsector de Acuicultura y miembro de la Dirección de la Agrupación de Buzos de CC.OO.

Entre las propuestas presentadas destaca las medidas que se refieren a la baja por incapacidad o la consideración de los días festivos como tal dentro del régimen de turnos. En el primer caso, los trabajadores consideran que enfermedades como los resfriados o la otitis forman parte del día a día de quien se expone a las bajas temperaturas del mar o los esteros. Así pues, las bajas deben ser remuneradas desde el primer día y no desde el tercero, como ocurre actualmente. Sobre los turnos de los trabajadores para tareas rutinarias como la alimentación o los sacrificios de las especies en las granjas, entienden que los festivos deben tener una retribución extra no menor a 55 euros para el personal adscrito. “Pedimos únicamente equiparar nuestras condiciones a las de otros sectores, en lo que se refiere a los domingos y festivos”, comenta Díaz. El aumento salarial general que proponen es del 3,5% anual.

Por otro lado, consideran que el 80% de la plantilla debe ser indefinida y no el 70% como actualmente. Además, proponen reducir la jornada laboral anual de 1776 horas a un total de 1760, lo que traería como resultado “una mejora laboral más justa, a la vez que reduciríamos las horas de exposición  a las inclemencias del medio. Esto mejoraría nuestras condiciones de salud laboral”, argumenta el sindicalista.

También incluyen una cláusula de igualdad de género, si bien es cierto que se trata de un sector en el que solo en las piscifactorías con plantas de envasado se dejar notar una fuerte presencia de mujeres en el sector.

 

Acabar con la alta siniestralidad

El sector del buceo profesional en España ha vivido en los últimos años un importante número de accidentes laborales (4) de los cuales 8 han sido mortales en la modalidad de la Acuicultura. El último suceso ocurrió en diciembre de 2017 en Guadamar de Segura (Alicante), donde el  buceador de 34 años falleció mientras realizaba tareas rutinarias. La plataforma presentada por los sindicatos en la mesa de negociación incluye anexar en el convenio colectivo un documento con las normas de seguridad para el desarrollo de las tareas acuícolas, con la obligatoriedad de usar el equipo con suministros de aire desde superficie salvo contadas excepciones. En CC.OO. reconocen que “es una medida ambiciosa pero es parte de un camino que iniciamos años atrás para mejorar nuestras condiciones de trabajo”.

“Mucho han cambiado las condiciones desde que comenzamos a convencer a la patronal de la necesidad de bucear en pareja;  tener un buceador en stand by; incluir a un jefe de equipo que planifique la operación, etccétera. Ahora hay que demostrar que el uso del equipo de suministro desde superficie es viable”. Fran Díaz CC.OO.

El coordinador del Subsector Acuícola del sindicato recuerda que “mucho han cambiado las condiciones desde que comenzamos a convencer a la patronal de la necesidad de bucear en pareja; luego de tener un buceador en stand by; más tarde de incluir a un jefe de equipo que planifique la operación y otras mejoras implantadas progresivamente. Ahora nuestra misión es demostrar que el uso del suministro desde superficie es viable en Acuicultura, sin que afecte a la rentabilidad de la empresa. Necesitamos desmitificar el binomio Seguridad vs Productividad. Nos consta que hay una empresa del sector que está programando pruebas con equipo SDS para estudiar su viabilidad y operatividad en los cultivos”, explica Díaz.

“Entendemos que la viabilidad en el uso de estos equipos en nuestro gremio, pasa por cambiar procedimientos y variar la planificación de algunos de los trabajos que realizamos rutinariamente. Por ejemplo, si con el autónomo revisamos todas las partes de una jaula en una misma operación, en este caso podríamos plantear revisiones a ciertas partes en una misma inmersión, es decir inspeccionar por ejemplo el fondo de todas las jaulas en una misma operación y de ahí pasar a otras partes. En definitiva adecuar la operación al tipo de equipo que vamos a usar”, argumenta el coordinador del área en CC.OO.

Desde los sindicatos tienen “muchas dudas” acerca de si la patronal estará de acuerdo en aceptar este punto. Incluir el anexo con las normas de seguridad en el convenio que prohíban el equipo autónomo, salvo excepciones, dependerá de la predisposición de la patronal para volcar todos sus esfuerzos por dar la vuelta a la tasa de siniestralidad laboral que registra la Acuicultura. “Nuestra aspiración es clara y queremos acabar convenciendo a las empresas de que es factible usar el suministro desde superficie en nuestro sector”, concluye Francisco Díaz.

Buceador reparando una de las redes de las jaulas de un cultivo

 

“Vamos a demostrar que trabajar con SDS es posible en el sector de la Acuicultura”

BERSOLAZ, empresa dedicada al cultivo acuícola dentro del Grupo CULMAREX, está programando realizar pruebas con equipo de suministro de aire desde superficie (SDS) en los próximos meses. SubaQuatica Magazine ha contactado con Germán Silvestre, delegado de prevención de la empresa, quien nos ha comunicado que “la Dirección de la empresa ha decidido hacer pruebas con SDS en la piscifactoría que tiene en Sagunto”.

Gernán Silvestre, Delegado de Prevención en Bersolaz (grupo Culmarex)

Silvestre , con 8 años de experiencia en el sector de la Acuicultura, comenta que “los protocolos han cambiado mucho en los últimos años” gracias a la labor de prevención que desarrolla su departamento. Por ejemplo “ahora se trabaja con tablas de descompresión, algo inédito en el sector hasta hace unos años. Cada vez hay más conciencia de prevención y se respeta el uso de los equipos de protección individual (EPI), la revisión periódica de reguladores e incluso trabajamos con traje seco. Todo esto, logrado tras una tarea de años abogando por las mejoras laborales”, argumenta.
“Ahora el próximo paso en nuestra empresa es probar el equipo SDS en la piscifactoría y hacer inmersiones en la zona de las jaulas. Creemos que el uso de este equipo es viable y el reto para los jefes de equipo es variar la planificación de trabajo. Ellos están especialmente motivados y estamos en esa etapa de planificación con croquis y dibujos para lograr optimizar el trabajo sin que esto sea un perjuicio para la empresa. Vamos a demostrar que trabajar con suministro de aire desde superficie es posible y mejoraremos la seguridad de nuestros trabajadores”, asevera Germán Silvestre.


(1) Comisiones Obreras cuenta con un 45% del voto en la parte social ; UGT también con un 45% y el CIG un 10%.
(2) El Sector del Mar de Comisiones Obreras es quien representa a este sindicato en la negociación, donde se integra el Subsector de Acuicultura. Comisiones Obreras es el sindicato con más representantes sindicales en empresas del gremio con 41 repartidos en Galicia (13); Murcia (12), Com. Valenciana (7), Andalucía (5) y Cantabria (4).
(3) APROMAR es una organización de ámbito nacional reconocida desde 1986 como Organización de Productores (OP-30), si bien no todos los miembros de APROMAR están asociados a la OP-30.
(4) Entre 1988 y 2017 se han producido como mínimo 212 casos de accidente de trabajo y enfermedades profesionales en el buceo profesional. De ellos, 60 han sido mortales y 152 de diversa gravedad. Si tenemos en cuenta que el colectivo es muy pequeño –se estima que son entre 800 y 2.800 trabajadores–, estamos hablando que en 2014 los buzos profesionales presentaron entre 4 y 14 veces más riesgo que los trabajadores de las industrias extractivas de morir por un accidente de trabajo, y entre 80 y 200 veces más riesgo que el conjunto de la fuerza laboral española, según recoge el ‘Estudio de la Siniestralidad Laboral Mortal entre los Buceadores Profesionales Españoles (1989-2017)’ de Iván Ciudad Valls.

 

 

 

Podría interesarte

2 Comentarios

  1. Alvaro Contreras dice

    En Chile, el trabajo de salmonicultura lleva muchos años, el trabajo con equipos semi autónomos ha ido variando durante el tiempo y este también ha mutado. En nuestra tienda Frogman Chile, hemos podido desarrollar en conjunto con la empresa Divers Supply Inc de Usa, una consola para 3 buceadores, la cual permite a través de un compresor de 120 o 200 litros (120 en el caso de buceo denominado intermedio y 200 en el caso de buceo pesado) permitir la operación de una pareja de buzos en el agua junto con un buceador stand by o de emergencia en superficie. Lo anterior sumado al uso de la máscara Kirby Morgan M48 Mod-1 que permite que en el caso de fallo de aire en superficie, remover el regulador y pasar a un octopus de una botella de 5 litros de emergencia. Lo anterior permite una menor accidentabilidad.

    Para cualquier duda pueden contactarnos en http://www.frogman.cl

    Atentamente
    Álvaro Contreras
    Buzo Comercial

  2. Josue dice

    Pues que se trabaje con máscara y comunicación inalambrica es igual de efectivo, suministro de superficie, teniendo tantos cabos, estachas, corrientes y tener que mover el barco cada vez que haya que cambiar de jaula, ya que las distancias entre ellas son grandes, para tirar por un umbilical o nargile, no son efectivos, y aparte hasta peligroso, las partes de una jaula que hay que revisar son bastantes amplias como para tener que llevar sds, y aparte las mareas, esto es más un impedimento que una ventaja, planteado para que empresas dedicadas a la venta de este material y grandes empresas tener el monopolio,

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.