Buzos de la base naval de A Graña en Coruña investigan el galeón de Ribadeo

335
Los buceadores de la Armada contaron con equipo autónomo y material de posicionamiento y filmación durante la inmersión

Buceadores de la Armada Española en Arqueología Submarina

Buceadores de la Armada Española pertenecientes a la Unidad de Buceo de Ferrol (Ubufer), con base en la Estación Naval de A Graña y bajo el Mando de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Ferrol (Marfer), efectuaron el martes (24 de abril) una nueva inmersión en aguas de la ría de Ribadeo para comprobar el estado del pecio conocido como el Galeón de Ribadeo, descubierto en 2011 por el arqueólogo submarino Miguel San Claudio.
El navío, que previsiblemente tenía por nombre “Santiago” y perteneciente a la Armada de Felipe II, es un buque de Estado que formó parte de la Armada de Socorro de Irlanda y naufragó el 13 de noviembre de 1597.
La inmersión, en la que participaron por parte de la Armada un total de cinco buceadores con equipo autónomo y material de posicionamiento y filmación, fue coordinada previamente con la Xunta de acuerdo con la distribución de competencias establecida en la legislación vigente, que hace referencia al Patrimonio Arqueológico Subacuático.
Durante la sumersión se comprobó el adecuado estado de conservación del galeón, que constituye uno de los más importantes referentes mundiales por su estado de conservación e importancia científica y documental. Será en verano cuando se realice una intervención arqueológica financiada por la Xunta y una de las propuestas que sugieren para darlo a conocer es la de extraerlo y musealizarlo.
Hallazgos históricos

Ubufer en la búsqueda de pecios

El del Galeón de Ribadeo no es el único pecio en el que ha trabajado la Unidad de Buceo de Ferrol. El pasado mes de febrero, buzos militares con base en A Graña se sumergieron en aguas próximas a la Isla de Area, en Viveiro, para llevar a cabo la búsqueda de nuevos restos arqueológicos que podían pertenecer a un buque de finales del siglo XVIII. Durante la inmersión se identificaron tres piezas de artillería de hierro, diversas palanquetas, restos de cerámica y otros enseres cubiertos de una capa de arena, minerales, microorganismos y coralinas.
Miguel San Claudio también participó, contratado por la Xunta, en este dispositivo debido a su gran conocimiento sobre restos arqueológicos y el patrimonio sumergido en aguas del litoral gallego. De momento no se tiene constancia exacta de cuál es la naturaleza y pertenencia de los restos pero, una vez sean catalogados y estudiados por los expertos, se podrá indagar sobre la época a la que pertenecen y su posible origen.

FUENTE: DiariodeFerrol.Com

Podría interesarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.