Los colectivos de buceo profesional presentan sus alegaciones al proyecto de Real Decreto

719
Antonio Antolín, buzo profesional (España). Foto: Naviera Daedalus

Comienza la espera para la publicación del Real Decreto para el Buceo

El Ministerio de Fomento cerró el 14 de marzo el plazo para presentar alegaciones al proyecto de Real Decreto (RD) que regulará las Condiciones de Seguridad de las Actividades de Buceo en Aguas Marítimas Españolas. Se trata del documento más esperado desde la modificación del II Convenio Colectivo de Buceo Profesional y Medios Hiperbáricos y las Normas de Seguridad para Actividades Subacuáticas.

La Administración pasó a consulta pública un documento que ha despertado diferentes puntos de vista e interpretaciones en los múltiples sectores afectados por el texto, como son todas las modalidades del buceo profesional; los puertos deportivos y parques acuáticos donde se desarrollan actividades de esta naturaleza o los centros dedicados a la formación de buceo profesional, entre otros.

Los colectivos ven en el proyecto de Real Decreto una respuesta a los 10 años que llevan luchando por mejorar el sector

Los colectivos organizados del buceo comercial e industrial  ven en la elaboración del RD una clara reacción por parte de Fomento, como respuesta a los esfuerzos que desde hace casi una década vienen desarrollando para mejorar la normativa en España. Desde  la Asociación Nacional de Empresas de Buceo Profesional (ANEBP), Javier Ferrán comenta: “llevamos 10 años llamando a la puerta de la Administración y a raíz de las mejoras que hemos logrado con el convenio, el Ministerio ha movido pieza”. También desde los sindicatos consideran que las reuniones con los organismos públicos han sido productivas. El vocal de Seguridad del Sindicato de Actividades Marítimas de España (SAME), Luis Torcida, indica que “el texto contiene muchas de las recomendaciones que hemos transmitido a través de la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM) en reiterados encuentros y para nosotros es algo muy positivo”.

 

Este es un reportaje del Nº2 de SubaQuatica Magazine. Solicita la Revista

 

Renovación y Actualización de la Normativa

Según la Memoria del análisis de impacto normativo que Fomento adjunta al proyecto, este RD pretende “actualizar y unificar” la normativa para la actividad de buceo, que actualmente está “dispersa y desfasada”  respecto de la “evolución de esta actividad”. “Una evolución que por lo general conlleva más autonomía para los buceadores no exentas de riesgos, por lo que es necesario poner al día las normas de seguridad marítima en este importante ámbito”. Por tanto “esta norma obedece a la necesidad de poner al día las normas que regulan la seguridad tanto de la vida humana en el mar como de la navegación en relación con la actividad de buceo”, expone la memoria del proyecto.

La memoria incide en que “la norma se ocupa solo de las cuestiones de seguridad marítima, teniendo en cuenta las competencias que corresponden tanto a otros Ministerios como a las Comunidades Autónomas en materia de buceo”. Además, la aplicación de esta normativa “no impide que siempre sea necesario respetar los estándares de seguridad establecidos para la industria a nivel europeo e internacional, siempre que existan”.

A pesar de las intenciones reguladoras del Ministerio, el contenido del texto deja en muchos casos pendientes las demandas del sector.

Alegaciones de los sindicatos

Los sindicatos y patronal que integran la Comisión Paritaria para el debate sobre los temas relacionados con la seguridad y otros aspectos del gremio, han enviado sus demandas al proyecto de RD de manera independiente.

Las alegaciones presentadas por el SAME al texto se centran principalmente en “aclarar los ámbitos de competencias del Ministerio de Fomento”, argumenta Luis Torcida. “Queremos que hagan constar si en materia de salud y seguridad laboral este ministerio puede o no legislar, puesto que echamos en falta en el proyecto algunas consideraciones relacionadas con estos aspectos”. También Comisiones Obreras (CC.OO.) coincide en este parecer y apunta a la necesidad de conocer el “ámbito de competencias de la norma y hasta dónde llegan las responsabilidades del departamento ministerial que la suscribe. Creemos que el texto debería explicitar que la normativa del RD no interfiere en las competencias de otros organismos e instituciones, principalmente para que se tengan en cuenta las mejoras de seguridad que recogen los convenios colectivos, tanto del buceo profesional como de acuicultura”, expone Damián García, coordinador estatal de la Agrupación de Buzos del sindicato.

Algunos de los representantes de los sindicatos y la patronal en la Comisión Paritaria. SQM

Ambos sindicatos entienden que el RD  no debe contemplar posibilidades para el buceo en autónomo, ya que “contraviene lo dispuesto en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales de 1995”, explica Torcida. Por su parte, el representante de CC.OO. argumenta que no tiene sentido mantener esta modalidad para los profesionales, incluyendo extracción y acuicultura, ya que provoca muchos más accidentes mortales que otras”.

Además, SAME y CC.OO. proponen una unificación de criterios para las actividades laborales del buceo científico, la recolección de recursos marinos y el buceo industrial, ya que “los riesgos son los mismos en cada una de estas modalidades”.

La reducción del personal mínimo para las operaciones de buceo, que el proyecto de RD considera que se pueden desarrollar con 3 buzos en algunas excepciones y los tiempos de exposición han sido también motivo de desacuerdo por parte de las organizaciones sindicales.

Comisiones Obreras ha puntualizado para SubaQuatica Magazine que también ha presentado un documento para las alegaciones del buceo acuícola. “En nuestro sindicato tenemos buceadores del sector industrial, del acuícola, de los bomberos y también de SASEMAR, por eso hemos considerado oportuno entregar dos documentos con la defensa de la seguridad de los trabajadores de manera particular, según la modalidad”, expone Damián García, que ha recordado que el sector de la Acuicultura comienza en las próximas semanas la negociación para su convenio colectivo.

La Patronal sobre el proyecto de Real Decreto

Por su parte, ANEBP puso en común las alegaciones al contenido del proyecto entre sus asociados durante la asamblea anual que celebró el 7 y 8 de Marzo en Málaga. El secretario de la patronal, Daniel Macpherson, dijo para esta revista que “la directiva presentó ante los socios el texto con las demandas y en general todos estuvieron de acuerdo. Recogimos algunas puntualizaciones de algunos socios, que hemos tenido en cuenta antes de presentar el documento”.

Los puntos más destacados en las alegaciones de la patronal se refieren, entre otros, a la consideración de SASEMAR (Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima) como órgano asesor de la DGMM en materia de buceo profesional. Para ANEBP esto “podría afectar a las empresas del sector, ya que los buzos de SASEMAR son contratados a  una empresa privada y, en algún momento,  ese asesoramiento  podría generar una situación de competencia desleal”, argumenta el secretario.

Por otra parte, las alegaciones están relacionadas con la depuración de algunas “incoherencias” que la asociación empresarial considera que contiene el texto, “quizás por desconocimiento en algunas casos. En este sentido, Macpherson ha profundizado en las excepciones incluidas para el personal mínimo en operaciones de buceo y el uso del buceo en autónomo. “Las excepciones descritas en el documento, no cumplen los requisitos mínimos en materia de seguridad y además se contravienen en sí mismas. Muchas de estas excepciones no tienen en cuenta el daño para la salud del buzo, que puede ocasionar esa permisividad. En conclusión, muchas de esas excepciones son una puerta abierta a situaciones de notable peligro para el buceador”, concluye.

 

Podría interesarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.